Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

 

En desarrollo de su misión de observación y buenos oficios, sus delegados se harán presentes en Boyacá.

El organismo internacional se une a las voces de solidaridad de los boyacenses, el texto es el siguiente:

La Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos llama a la calma y al diálogo durante el desarrollo del actual paro campesino y de trabajadores que se lleva a cabo en varias zonas del país.

La Oficina reconoce los esfuerzos realizados por los campesinos, los trabajadores y miembros del Estado en distintas regiones para encontrar una solución pacífica.

La Oficina recibió con preocupación informaciones sobre las muertes ocurridas en el contexto del paro, incluyendo las del policía Luis Mauricio Torrado Marín, en Cundinamarca, y la del señor Mauricio Florián López, en Boyacá.

Así mismo, la Oficina sigue recibiendo informaciones sobre las lesiones y otras afectaciones de las que han sido víctimas varios de las y los manifestantes, miembros de la fuerza pública y otras personas ajenas al paro, incluidos niñas y niños.

La Oficina reitera la importancia del respeto de los derechos de todas las personas: manifestantes, fuerza pública y población que no se une al paro. La Oficina reitera también la importancia del mando y control permanente y riguroso a todo nivel de la Policía Nacional para lograr el respeto y la garantía de los derechos humanos.

El fortalecimiento de la democracia en Colombia requiere que se comprenda aún más el valor de los derechos humanos. En este caso particular, los campesinos que protestan tienen derecho a la vida digna, a la integridad personal, al trabajo, al derecho de asociación y a la libertad de expresión, entre otros derechos; las personas que no participan en el paro también tienen derechos que deben ser respetados, a la vida, a la integridad personal, a la circulación, al trabajo, al acceso a la salud, al respeto por la propiedad privada, entre muchos otros; y los integrantes de la fuerza pública también tienen derechos: a la vida digna, a la integridad personal, entre muchos otros.

Esta comprensión de los derechos humanos es la que contribuirá a que se proteste, se dialogue y se llegue a acuerdos pacíficamente.

En el contexto del paro, la Oficina ha trabajado arduamente en varios lugares del país, junto con las autoridades del Estado, campesinos, trabajadores y mineros con el fin de alcanzar acuerdos.

En cumplimiento del mandato de observación y buenos oficios, integrantes de la Oficina viajarán mañana a Cundinamarca, Tolima, Huila y Boyacá con el fin de obtener más información sobre los hechos ocurridos en los últimos días y, sobre todo, para apoyar las iniciativas de diálogo entre los campesinos, los trabajadores y el Gobierno".

Tomado del comunicado de la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Oficina Asesora de Comunicaciones y Protocolo

Gobernación de Boyacá