Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

 

Senadores y representantes se reunieron con el Jefe del Estado para concertar salidas a la protesta social que vive el departamento.

 “Como un hecho de verdadero boyacensismo”, calificó la administración seccional el que la totalidad de los congresistas del Departamento realizaran un plantón en el Palacio de Nariño, en la tarde del sábado 24 de agosto, para demostrarle al Presidente de la República la existencia de un frente común en busca de salidas oportunas a la problemática suscitada por el Paro Nacional Agrario.

Mientras en la capital de Boyacá se adelantaban las negociaciones entre los promotores del paro, la delegación del gobierno nacional y el comité de conciliación, integrado por el gobernador Juan Carlos Granados Becerra, el alcalde de Tunja, Fernando Flórez Espinosa; y el arzobispo de Tunja, monseñor Luis Augusto Castro Quiroga, los congresistas le explicaban al Presidente Santos los detalles de la situación que se vive en Boyacá.

“He dicho a parlamentarios de Boyacá, Nariño y C/marca que si esta noche hay en Tunja acuerdo, recibiré a nuestros campesinos en Palacio”, dijo en su cuenta twitter Santos Calderón, al cabo del encuentro con la clase parlamentaria regional. Tal encuentro está en vilo por el congelamiento de los diálogos entre gobierno y campesinos luego de 18 horas de negociación”, por diferencias entre las partes.

El texto integral del comunicado firmado por senadores y representantes a la cámara es el siguiente:

“La totalidad de la bancada Boyacense en el Congreso de la República exige de manera inmediata que el señor presidente de la República, Juan Manuel Santos, y sus ministros de despacho, le dé solución a la problemática que está viviendo Boyacá, por los sectores, agrícola, minero, lechero y transportador de departamento, quienes se han visto afectados por la ineficiente aplicación y ausencia de políticas públicas estructurales que coadyuven en el desarrollo integral de dichos sectores.

Hoy Boyacá presenta una perturbación social angustiosa de consecuencias impredecible. No hay movilidad se han agotado las provisiones de combustible, escasean los alimentos, se presentan disturbios en las zonas urbanas y rurales de distintas ciudades y municipios, el comercio y la banca han cerrado sus puertas, la comunidad está atemorizada, en fin, el panorama es dramático y desolador.

A lo largo de la historia el departamento ha hecho aportes significativos al proceso libertario, a la civilidad, a la vida republicana, a la paz, a la vida cultura, al desarrollo económico, y sus habitantes han asumido comportamientos ejemplares ante el país de respeto a las instituciones y convivencia pacífica. Rechazamos plenamente los actos de violencia y el vandalismo, que estamos completamente seguros no provienen de nuestros campesinos y mucho menos de los líderes de la movilización.

Repudiamos el manejo inadecuado, abusivo y provocador que los miembros de la fuerza pública han tenido frente a la situación que vive el departamento y en especial el trato que hemos recibido los Boyacenses.

Por lo anteriormente mencionado insistimos de den soluciones a las siguientes peticiones, que son las que hoy reclama el pueblo Boyacense:

1. Rebaja de los precios de los insumos agroquímicos.

2. Regulación y control de importaciones de leche y papa.

3. Erradicación del contrabando de lactosuero, de leche, papa y cebolla.

4. Regulación y rebaja de los precios de combustibles

5. Revisar y ejecutar las políticas de legalización y la intervención del gobierno en la pequeña y mediana minería.

6. Suspensión de los abusos desmedidos de la fuerza pública.

7. Regulación de los precios de sustentación de productos agropecuarios”.

El documento fue rubricado y entregado al presidente de la República, Juan Manuel Santos Calderón, por los siguientes congresistas: Humprey Roa Sarmiento, Jorge Eduardo Londoño Ulloa, Carlos Andrés Amaya, Gustavo Puentes, Jorge Hernando Pedraza, Juan de Jesús Córdoba, Edgar Espíndola Niño, Pablo Sierra León y Rafael Romero Piñeros. (Fin-Juan Diego Rodríguez Pardo).

 

Oficina Asesora de Comunicaciones y Protocolo

Gobernación de Boyacá