Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

Reducción del Riesgo y el país debe preparase con suficiente anticipación.

 

 

El director general Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastre, Carlos Iván Márquez Pérez, mediante circular, le informó a los gobernadores, alcaldes, corporaciones autónomas regionales, autoridades ambientales municipales, entidades operativas y Fuerza Pública sobre la temporada de lluvias.

Señala el comunicado: “continuamos en la temporada de bajos volúmenes de lluvia “tiempo seco” en los departamentos andinos, teniéndose incremento importante de los vientos, aumento de las temperaturas y reducción de la humedad, los cuales incrementan la susceptibilidad a los incendios forestales, desabastecimiento de agua y enfermedades relacionadas con vectores, entre otros efectos, pero al mismo tiempo los llanos y la amazonia todavía pasan por la temporada de lluvias de mitad de año, hemos tenido eventos de inundaciones en los departamentos de Caquetá y Putumayo, que se están atendiendo.

En el caso de la región caribe se está haciendo seguimiento a la temporada de huracanes, la cual hasta el momento ha sigo benigna, contabilizándose hasta el momento 4 tormentas tropicales con nombre, ninguna de ellas con efectos directos en el territorio nacional.

Es importante mantener el seguimiento a los boletines diarios del IDEAM y las alertas que se dan para las diferentes zonas del país, de manera que se tomen las medidas de prevención necesarias.

Entre el 1 de julio al 1 de agosto, se han presentado 80 incendios forestales, de los cuales han afectado 600 hectáreas, cifras que aún podrían aumentar, dado que se espera finalice a mediados de septiembre, por lo que se recuerdan las siguientes recomendaciones: Reducción del Riesgo:

a. Adelantar planes de ahorro y uso racional de agua en: cultivos, empresas públicas, privadas y comunidad en general.

b. Restringir las quemas controladas.

c. Evitar las fogatas

d. Manejo seguro del fuego

e. Almacenamiento seguro de elementos químicos

f. Monitoreo de puntos calientes

g. Control inmediato de conatos de incendios

h. Disposición adecuada de basuras

i. Información de inicio de incendios a entidades operativas.

En mes y medio se espera la siguiente temporada de lluvias y el país debe preparase con suficiente anticipación.

El clima no puede sorprendernos por cuanto en el período mitad de septiembre- mitad de diciembre se presenta en Colombia la segunda temporada de lluvias de acuerdo con los registros históricos.

Las lluvias comienzan por el norte de Colombia y se van propagando a todo el país. Y esa preparación debe hacerse desde ya aprovechando el clima actual de pocas lluvias en los valles de los ríos Magdalena y Cauca, donde una parte significativa de la población colombiana reside.

Llamamos la atención de las autoridades departamentales y municipales de los departamentos andinos y de la región Caribe para adelantar o acelerar los trabajos de mantenimiento y obras. Una tarea importante es revisar el estado de las vías y acueductos para afrontar la temporada.

En otras regiones como los Llanos y La Amazonia llueve actualmente.

Las obras no se deberían postergar para cuando comience a llover y esto es prevención: trabajar antes de que ocurran las emergencias.

Esto adicionalmente baja los costos en que se incurre al hacer obras bajo lluvia y las obras resultan de mejor calidad.

Los colombianos debemos todos trabajar en la prevención y reducción del riesgo, con base en la información climática y esta es una oportunidad para demostrarlo, Todos debemos prepararnos desde ya, se deben tener presentes las siguientes recomendaciones: Reducción del Riesgo:

a. Limpieza de alcantarillados y quebradas

b. Mantenimiento de vías y puentes

c. Monitoreo del nivel de ríos y quebradas

d. Evaluación de posibles sitios con riesgo

e. Prueba y difusión de sistemas de alarma comunitaria

f. Alistamiento de entidades operativas

g. Censos previos en zonas de mayor riesgo

h. Revisión, socialización y prueba de las estrategias de respuesta. (inundaciones, deslizamientos, vendavales, etc.)

i. Desarrollo de simulacros comunitarios e institucionales de inundaciones y eventos asociados a la temporada.

Para la región caribe continua la “temporada de huracanes”, la cual se extenderá hasta finales de noviembre, se recomienda: Departamentos de la Guajira y el Archipiélago de San Andrés y Providencia: Reducción del Riesgo:

a. Revisión del estado actual de cubiertas y techos.

b. Tala preventiva y limpieza de escombros.

c. Seguimiento de las trayectorias e intensidades de los sistemas meteorológicos tropicaleswww.ideam.gov.co

d. Identificación y valoración de posibles sitios de refugio.

e. Organización de maletín de emergencia empresarial y familiar.

Demás departamentos de la Región Caribe: Adelantar las medidas de prevención ante inundaciones, vendavales y posibles marejadas.

Se solicita a los departamentos y municipios, tener presente esta información en la planificación de actividades, así mismo adelantar la revisión de los preparativos ante estos fenómenos, de manera que se logren prevenir posibles daños y pérdidas económicas y de vidas humanas.

La Unidad Nacional ha dispuesto de un Protocolo Nacional de Respuesta ante los eventos que se presenten, la sala de crisis nacional se mantiene activada y la sala de radio está atenta al seguimiento de las comunicaciones. Para mayor información www.gestiondelriesgo.gov.co. (Fin/Jaime Romero Rodríguez).

Oficina Asesora de Comunicaciones y Protocolo

Gobernación de Boyacá