Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

Foto: Juan Diego Rodríguez

Es propósito de la Agencia Nacional de Infraestructura -ANI- para volver a ser viables como transporte de carga y de pasajeros. Con estos proyectos se ayudará a la competitividad.

Así lo señaló su presidente Luis Fernando Andrade, quien reiteró que la cuarta generación de concesiones viales y la estrategia de desarrollo ferroviario hacen parte de la respuesta a los retos de Colombia de cara a los TLC.

Es así como la ANI, para emprender su estrategia, inició el proceso de licitación para revivir los ferrocarriles entre Bogotá - Belencito y La Dorada – Chiriguaná, las cuales requieren de una inversión cercana a los $195.000 millones, para una obra que se desarrollaría en un poco más de un año.

Para la segunda fase, se llevará a cabo mediante Asociaciones Público-Privadas (APP), que tendrán como objetivo permitir que las ferrovías sean de trocha estándar.

"Queremos tener un sistema dual que permita la operación de trenes de trocha estándar y trenes de trocha estrecha", dijo Andrade, sobre las características de la obra.

Finalmente, el presidente de la agencia describió que la tercera fase comprenderá el desarrollo del Ferrocarril del Carare, por el cual se moverían 20 millones de toneladas de carbón aproximadamente, desde el interior del país. (Fin/Cr).