Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

Foto: Juan Diego Rodrígez Pardo (OPGB)Los recursos permitirán atender las causas que originan enfermedades como chikungunya, leishmaniasis, chagas, paludismo y dengue.

El monto de los recursos destinados al control y la atención de las enfermedades transmitidas por vectores es el resultado de la preocupación de las autoridades sanitarias por estas epidemias que en Boyacá constituyen una prioridad de salud pública dada su posición en zona tropical y su diversidad geográfica, características que crean las condiciones necesarias para la presencia de estas patologías que provocan altas tasas de morbilidad, mortalidad e incapacidades físicas.

En el caso del dengue y o el dengue grave, 50 municipios se encuentran el alto riesgo por la presencia de su agente transmisor, el Aedes aegypti, y es Puerto Boyacá la población más endémica para esta enfermedad tanto en la zona urbana como en la rural.

A la fecha se han reportado 410 casos de dengue en el departamento de los cuales el 17,6 por ciento se encuentran descartados por laboratorio; el 24,6 por ciento están confirmados y el 57,8 por ciento se hallan en estado de probabilidad.

Frente a esta situación, la Secretaría de Salud de Boyacá, a través de su Dirección Técnica de Salud Pública, ha implementado un plan de emergencia en las localidades de más alto riesgo ubicadas en las provincias de Occidente, Ricaurte y Lengupá que están por encima de los límites permitidos desde el punto de vista entomológico.

La reciente aparición del chikungunya ha obligado a las autoridades a emprender ingentes esfuerzos para prevenir el crecimiento de la epidemia a través de jornadas de fumigación en las áreas endémicas y de campañas educativas para erradicar, especialmente de las viviendas, las causas que la originan: control a depósitos de agua, recolección de materiales inservibles, distribución de toldillos y seguimiento a los casos detectados.

Según reportes de la Dirección Técnica de Salud, al cierre de la 17ª semana epidemiológica se han reportado 509 casos de chikungunya, de los cuales 124 tienen confirmación clínica, siete se están evaluando por laboratorio y 379 se consideran como sospechosos.

De leishmaniasis hay 23 casos identificados y de chagas, 67. De malaria no se han registrado situaciones asociadas a la presencia de este padecimiento.  

Con el propósito de hacerle frente a estas situaciones, la Gobernación de Boyacá destinó algo más de 845 millones de pesos para la adquisición de vehículos, entre ellos tres camionetas y cuatro motocicletas, kits de entomología, elementos para la protección de personal de salud y la contratación de profesionales y técnicos especializados en el control de los vectores.

A estos recursos, se suma la Unidad Móvil Quirúrgica Veterinaria que el Departamento adquirió por valor 304 millones de pesos. Esta sala de cirugía rodante permitirá desarrollar labores de vigilancia y control de zoonosis y especialmente de esterilización de perros callejeros. Se prevé que en el segundo semestre del año se realicen 800 intervenciones en los 20 municipios priorizados. (Fin/Germán Ricardo García)

Oficina Asesora de Comunicaciones y Protocolo

Gobernación de Boyacá

 



Reto 2018


 

 

.