Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

Tunja, 3 de diciembre de 2012 (OPGB). La gobernación de Boyacá hizo un llamado a la comunidad en general para que en esta Navidad no sean utilizados musgos, líquenes y pinos en las decoraciones del pesebre, ya que al hacerlo se amenazan ecosistemas tan importantes como los páramos.

Se reiteró que es importante no comprar ningún elemento extraído de los bosques o páramos y exhortó a la ciudadanía a que denuncie ante la policía ambiental a los traficantes de especies naturales, que abundan en esta época del año y que tanto daño hacen a la naturaleza".

Así mismo, se reiteró a la comunidad a "utilizar materiales reciclables y la imaginación para crear verdaderas obras de arte con cartón, plástico y papel, entre otros, que conjugadas con la creatividad familiar nos permitan tener hogares bien decorados y sin ningún elemento extraído de nuestra naturaleza".

Las destrucción de los bosques, matorrales, páramos, cuerpos de agua y bosques, condenan a los musgos a una desaparición progresiva. Los musgos, las hepáticas y los líquenes han tenido un uso tradicional para la elaboración de pesebres en la temporada de Navidad, por eso se reitera que respetemos la naturaleza y no extraer elemento de ella, ya que eso nos permite su conservación. (Fin/Jhrr).