Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

Foto: Diego Peña (OPGB)A productores de los departamentos de Cundinamarca, Boyacá, Nariño y Antioquia.

Ante la declaratoria de estado de emergencia fitosanitaria por el virus del amarillamiento de las venas de la papa, emitida por el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) a través de la resolución 4213 de 2014, la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Corpoica), entrega una serie de recomendaciones para los productores de los departamentos de Cundinamarca, Boyacá, Nariño y Antioquia.

Luego de detectar el incremento del virus del amarillamiento de las venas de la papa (PYVV), debido a la diseminación y aumento de las poblaciones de su vector la “Mosca Blanca de los Invernaderos”, el Centro de Investigación Tibaitatá de Corpoica en Mosquera, Cundinamarca, estableció varias alternativas o herramientas para el manejo integrado de cultivos, que han sido aceptadas y adecuadas para las condiciones de producción de papa en estas zonas de Colombia.

La estrategia de control del amarillamiento de venas de la papa, se fundamenta en la prevención de la enfermedad. No tiene control mediante plaguicidas, por lo que se hace necesario observar las siguientes prácticas:

Utilizar semilla certificada o sana, proveniente de lotes donde no se haya observado la enfermedad. El virus no siempre presenta la sintomatología típica de amarillamiento, por lo que semillas provenientes de plantas aparentemente sanas en lotes contaminados pueden llegar a ser fuente de inóculo de la enfermedad.

Revisar el cultivo de forma permanente. Cuando aparezcan pocas plantas con síntomas, inmediatamente retirarlas del cultivo y destruirlas.

No reservar tubérculo-semilla de lotes afectados. Destínela completamente para la venta de consumo en fresco o la industria.

Sembrar el cultivo retirado de lotes de fríjol, uchuva, tomate de mesa, tomate de árbol, ya que estos son hospederos principales de la mosca blanca que es el único vector conocido del virus.

Realizar periodos de descanso o rotación de cultivos, para romper el ciclo de la enfermedad. (Fin Carmenza Reyes Becerra-OPMA)

Oficina Asesora de Comunicaciones y Protocolo

Gobernación de Boyacá