Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

Foto: Juan Diego Rodríguez (OPGB)

Con el fin de prevenir y disminuir este tipo de accidentes en la temporada de fin de año.

Teniendo en cuenta que durante las festividades de fin de año e inicio del siguiente es cuando se presentan mayor número de casos de lesiones por pólvora, se intensifican las acciones de vigilancia del evento en todo el departamento entre el 1 de diciembre de 2014 y el 17 de enero de 2015.

El secretario de Salud del Departamento, Guillermo Orjuela Robayo, hizo un llamado a fortalecer las acciones de carácter preventivo y a trabajar unidas todas las autoridades municipales, instituciones prestadoras de servicios de salud –IPS- públicas y privadas, aseguradoras de régimen subsidiado y comunidad general, con el fin de reducir la ocurrencia de eventos en salud por la fabricación, almacenamiento, transporte, comercialización, manipulación y uso inadecuado de la pólvora en la temporada de fin de año y año nuevo, y garantizar la efectiva respuesta del sector salud ante este evento.

 Así mismo, hizo énfasis en las acciones de coordinación

  1. Regular, Vigilar y Controlar la fabricación, almacenamiento, transporte, comercialización, manipulación, expendio y uso de pólvora con base en lo dispuesto en la ley 670 de 2001.
  2. Cumplir estrictamente con lo dispuesto en el decreto 4481 de 2006, reglamentario de la citada ley, que establece además la prohibición absoluta de la venta de artículos pirotécnicos a los menores de edad y a personas en estado de embriaguez, las condiciones mínimas de seguridad para el almacenamiento, transporte y distribución, venta y uso de pólvora, artículos pirotécnicos o fuegos artificiales. El decreto contempla también las sanciones para los adultos que permitan a los menores de edad el uso de pólvora, así como para los vendedores, fabricantes y compradores.
  3. Instar a los padres de familia o responsables de menores de edad, a no permitir que estos manipulen pólvora o cualquier artefacto que pueda causar cualquier tipo de daño o lesión que atente contra su integridad física o poner en riesgo su vida.
  4. Fomentar cambios culturales y hábitos de comportamiento para el uso de otras opciones de celebración y diversión, el uso de bebidas sin alcohol y fiestas en familia.
  5. Activar el plan de contingencia para las festividades de fin de año y establecer mecanismos para brindar asesoría a la comunidad sobre los riesgos y lesiones que puedan presentarse por la manipulación de pólvora y recibir denuncias y/o quejas de la comunidad sobre el inadecuado almacenamiento, transporte y distribución, uso y venta de pólvora y artículos pirotécnicos.
  6. Crear o activar según sea el caso, los comités intersectoriales para la vigilancia y respuesta a evento a través de los consejos municipales de gestión del riesgo, a fin de planificar las acciones para la prevención y manejo de lesiones por pólvora.

 Lo anterior con énfasis en los eventos de afluencia masiva a desarrollarse en las diferentes poblaciones con ocasión de las festividades decembrinas y de principio de año, se deben poner en funcionamiento las diferentes medidas contempladas en el PHE (Plan Hospitalario de Emergencias), como alistamiento de los equipos de apoyo adicionales a los disponibles en los servicios de urgencias o consulta prioritaria, asegurando la disponibilidad continua de la atención y el traslado de pacientes. (Fin/Adriana María Capacho G)

Oficina Asesora de Comunicaciones y Protocolo

Gobernación de Boyacá