Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

Foto: Juan Diego Rodríguez Pardo-OPGBFue una de las conclusiones que se dio a conocer en la presentación del estudio adelantado por la Alianza por el Inicio Parejo de la Vida.

Los resultados hacen parte de una investigación, que por más de 1 año, se llevó a cabo en 16 municipios de Departamento de Boyacá, y llegó a unas 16.000 familias.

Otros hallazgos de la investigación reflejan preocupantes problemas de nutrición. “Si bien es cierto como productores de fruta y verduras y alimentos que contienen una gran variedad de nutrientes, buena parte de la población tiene malos hábitos nutricionales, que no permiten bajar, de una forma significativa, los índices de desnutrición”, dijo la gerente del programa: “Nuevo Ciudadano Boyacense”, Mariela Puerto Álvarez.

De igual forma, el estudio encontró que Los alimentos de mejor calidad son vendidos a los mercados foráneos, mientras que los niños boyacenses son alimentados con productos procesados, empaquetados y jugos artificiales.

Asimismo, se evidenció con este trabajo de investigación que algunos niños y niñas de primera infancia pueden estar sufriendo de Estrés Tóxico, que puede afectar significativamente el desarrollo neuronal de los infantes, los cuales impiden el desarrollo de las funciones ejecutivas, es decir, inteligencias múltiples y funciones sociales.

Según lo manifestado por el jefe del grupo investigativo, Francisco Lamus, este Estrés Tóxico es producido por conductas violentas, agresivas y entornos inadecuados, donde se desarrollan los niños y niñas del grupo focalizado.

Entre otros resultados de este estudio se encontró que se necesita trabajar más con los padres y madres de familia en la creatividad para construir sus propios juguetes y la importancia que tiene el juego en familia, al igual, que los niños y niñas cuenten con personas significativas desde el momento de la concepción y durante los primeros 5 años de vida.

Estas personas significativas deben ser los padres de familia, cuidadores, familiares cercanos y los profesionales de la salud, ya que estas personas son las que tienen el primer contacto con el niño y de quienes deben recibir afecto, amor, respeto y protección; sin embargo, anota el Dr. Lamus: “No estamos preparados para ser el apoyo significativo que necesitan nuestros niños y niñas”.   

Se encontró también que se necesita buscar mecanismos o estrategias que permitan que a los talleres de escuela de padres lleguen los papás, ya que él no se involucra con este proceso formativo e igualmente se requiere continuar fortaleciendo los procesos de articulación interinstitucionales para poder garantizar un verdadero desarrollo integral a esta población.      

Este trabajo se viabilizó en una sesión realizada en el auditorio de Altos de San Ignacio de la ciudad de Tunja, este 4 de noviembre de los corrientes.   

Esta organización que efectuó el estudio está conformada por la Universidad de la Sabana, la Fundación Santa Fe de Bogotá, la Fundación Corona y cofinanciada por Colciencias.

Estos resultados se divulgaron a los representantes de la Procuraduría para la Infancia y la Adolescencia, Defensoría del Pueblo y equipos técnicos que trabajan por la primera infancia en el Departamento: Departamento Administrativo de Planeación, Secretaría de Desarollo Humano, Nuevo Ciudadano Boyacense, Secretaría de Salud, Secretaría de Educación, Secretaría de Cultura y Turismo, INDEPORTES, ICBF, Comfaboy, Departamento para la Prosperidad Social, medios de comunicación y operadores de programa que funcionan en Boyacá.(Fin/Juan Diego Rodríguez Pardo).

Oficina Asesora de Comunicaciones y Protocolo

Gobernación de Boyacá.