Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

Foto: Juan Fernando Romero (OPGB)

El secretario de Fomento Agropecuario señaló que se han presentado cinco proyectos con antelación y a la fecha ninguno ha tenido respuesta.

Las bajas temperaturas registradas en los últimos días afectaron cultivos de   hortalizas y tomate, es extensivo para la oferta de la papa porque los cultivos del tubérculo y las praderas de pastos también fueron altamente afectadas.

El secretario de Fomento Agropecuario, Luis Alejandro Perea Albarracín dijo: “en este momento si bien todavía no hay declaratoria del fenómeno del niño, si hay que recalcar que estas heladas extemporáneas y tan intensas al punto que se registraron temperaturas por debajo de menos 5 grados centígrados y la baja oferta hídrica que ha ocurrido durante todo el año, nos tienen abocados a una deficiente oferta nutricional para los animales y desde luego a un tema en donde la provisión de alimentos para consumo humano va a ser también deficiente en la medida que estos cultivos si no se arrasan en su totalidad si van a ser  deficientes en su producción”.

El funcionario indicó: “por eso en este momento estamos solicitando el acompañamiento ahora sí directo del señor ministro de Agricultura y  de la Oficina Nacional para Atención y prevención de  Desastres, que si bien hemos presentado cinco  proyectos con antelación, ninguno de ellos a la fecha ha tenido respuesta, creemos que este es el momento para presionar que  al menos uno de ellos se surta y así atenuar este impacto nefasto para los pequeños productores, me refiero a que el  proyecto que tenemos diseñado  para  suministro de insumos agropecuarios o bien el que tenemos diseñado para construcción de reservorios que todavía es posible  o para producción y conservación de forrajes, deben ser proyectos para atender de manera inmediata a los pequeños productores, estamos trabajando para que eso sea así  y esperamos una respuesta financiera por parte del Gobierno Nacional”.

Perea Albarracín, reiteró: “estos cinco proyectos se pasaron desde el mes de junio previendo la situación, y cuando todavía era mucho más posible crear la infraestructura de reservorios que se había planteado y hacer las siembras para producir y almacenar forraje. Sin embargo,   no hemos obtenido respuesta ninguna, por eso, es el momento de presionar y lo estamos haciendo   técnicamente, con el fin de demostrar que el daño es real y que la necesidad de los productores es inminente. (Fin/Carmenza Reyes Becerra).

Oficina Asesora de Comunicaciones y Protocolo

Gobernación de Boyacá