Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

El gobernador Carlos Amaya reconoció la voluntad del Gobierno Nacional, pero respaldó peticiones de los alcaldes

Gámeza, 11 de julio de 2019. (UACP). La Batalla de Gámeza y Tópaga fue intensa y costosa. Nadie ganó. Fue allí donde Barreiro confirmó que su enemigo era valeroso y disciplinado, y se dedicó a vigilarlo. Bolívar en cambio, empezó a explotar estrategias y tácticas militares como la confusión de su adversario, mientras incrementaba su fuerza y las provisiones para el Ejército Patriota; Caballos y alpargatas hechas de fibras de maguey o jeniquén, para suplir la falta de calzado ordinario, no dejaban de llegar desde las poblaciones aledañas.

Por hechos como aquellos Frankly Orduz, alcalde de Tópaga, Provincia Sugamuxi, en presencia del grupo de caminantes de los llanos; ministro de Defensa, Guillermo Botero; representantes de instituciones como el Ejército, la Armada y la Polícia; y del gobernador Carlos Amaya, insistió desde el histórico peñón que une a estos municipios, en la importancia de inversiones que reconozcan los aportes de su municipio y de Gámeza, a la Campaña Libertadora de 1819. “Esta quizás era la única oportunidad de ver obras que tanto necesitan nuestras comunidades”, declaró Orduz con un tono de frustración y con la voz cortada, quien calificó como un “derecho propio”, las inversiones de las que aún no sabe nada.

De las peticiones del Alcalde, hizo eco el Gobernador de Boyacá, dejando claro que no ahorrará esfuerzos para que en Gámeza y Tópaga, sus gentes no pierdan la esperanza.

Para empezar el ingeniero Amaya aseguró que los proyectos de infraestructura vial incluidos en el Pacto Bicentenario, por $ 2.5 billones, es una cifra sin precedentes en el Departamento y con impacto en territorios como Arauca y Casanare, y todo el centro oriente del país. Luego el Mandatario boyacense, con la determinación que lo caracteriza, indicó: “comprendo al alcalde porque conozco la necesidad de saldar una deuda histórica con pocos recursos y una situación financiera difícil”.

El Gobernador recordó que, pese a la escasez de recursos, a cada municipio ha sido posible llagar con acciones y con cariño. En el caso de Tópaga, con recursos del Departamento va a ser terminada la plaza de mercado; a partir de la misma fuente, avanza la placa huella de la vereda La Traviesa, que comunica también a Gámeza por el sitio histórico del peñón. Precisamente en Gámeza está en ejecución, por $ 25.000 millones la pavimentación de la vía terciaria que va hacia Mongua y Mongüí. Estos municipios también cuentan con buses escolares y tractores.

“Después de 200 años, nuestra gente que fue semilla y forjó a toda una nación, clama por ser parte del desarrollo del país. (…) Las obras que inauguraremos serán insuficientes para saldar décadas de olvido y necesidades apremiantes”, dijo el gobernador Amaya y añadió: “con la misma probable frustración de los patriotas al no haber ganado la batalla mencionada, pero con la esperanza de seguir adelante, no rendirse, mirar hacia el futuro y trabajar en equipo, decidimos hacer nuestro mayor esfuerzo por engrandecer a esta tierra que inspira dignidad y, por sus justas y esperadas reivindicaciones”.

De igual manera, el Gobernador valoró la voluntad del Gobierno Nacional por realizar las obras que requieren los departamentos del Bicentenario, pero recordó lo mucho que falta por hacer.

Al Ministro y al público, el Gobernador habló sobre su interés en declarar el escenario de la memorable batalla de Gámeza y Tópaga, como Patrimonio de la Humanidad. Esto implicaría inversiones, adecuación de vías, atracción turística, crecimiento y bienestar.

Finalmente Carlos Amaya invitó al Invias a atender la solicitud de intervenir el puente sobre el río Gámeza, allí en el peñón. “Lo imposibles es posible cuando tenemos determinación”, puntualizó. (Fin / Deisy A. Rodríguez Lagos - UACP). 

 

Unidad Administrativa de Comunicaciones y Protocolo 

Gobernación de Boyacá.

 



Reto 2018


 

 

.