Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

Foto: Juan Diego Rodríguez Pardo-OPGBLas autoridades ambientales son las encargadas de preservar las fuentes hídricas y minimizar los riesgos asociados a la falta de agua por sequía.

Dado el alto grado de vulnerabilidad, que varias regiones del país vienen presentado frente al desabastecimiento de agua por sequía, el ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio, Luis Felipe Henao Cardona, recordó que este tipo de eventos tienen origen en problemáticas ambientales, de orden territorial, de planificación y crecimiento de las ciudades y por lo tanto hizo un urgente llamado a los prestadores del servicio público de acueducto en todo el país para que en coordinación con las respectivas alcaldías formulen y activen sus planes de contingencia.

“La sequía, reflejada en la disminución de la oferta del recurso hídrico, es consecuencia de una problemática ambiental asociada a diversas causas como deterioro de los suelos, falta de protección de la ronda de ríos, deforestación, entre otros, y no de un evento particular que ocurre de un día para otro”, señaló el Ministro Henao.

Frente a las recomendaciones para la comunidad, el Ministro Luis Felipe Henao Cardona sugiere seguir 15 acciones sencillas, que al convertirse en un hábito, ayudan que las emergencias por escasez de agua sean menores:

-Examinar las llaves de agua, cañerías y tuberías de los exteriores por si tienen fugas.

-Hacer uso de los sistemas de recolección de agua lluvia en las casas, las cuales pueden ser usadas para lavado de ropas, aseo de las viviendas e instalaciones sanitarias.

-Regar las plantas y jardines únicamente dos veces por semana, en horas de la noche o temprano en la mañana, preferiblemente implementando sistemas de riego por goteo.

-Cuando se laven los platos a mano, utilizar una tina para lavarlos y otra para enjuagarlos. Nunca debajo del chorro de la llave abierta.

-Tomar duchas de corta duración y cerrar la llave mientras se enjabona.

-Utilizar un vaso con agua para cepillarse los dientes. No dejar la llave abierta.

-Cerrar la llave mientras se afeita, utilizar un recipiente o el tapón del lavabo para afeitarse.

-Lavar los vehículos en sitios establecidos para tal fin; si se lava en casa; utilizar solo un balde de agua. 

-Enseñar a los niños a no desperdiciar el agua.

-Revisar periódicamente que el flotador de los inodoros esté funcionando      correctamente   

-Instalar sanitarios de bajo consumo.

-Revisar los empaques de las llaves al menos 2 veces por año.

-Recolectar el agua que sale de la ducha mientras se espera que se caliente con el fin de utilizarla para plantas o sanitarios.

-Utilizar la lavadora para cargas completas evitando su uso para pocas prendas.

-Evitar el uso de manguera por el desperdicio de agua.(Fin/Carmenza Reyes Becerra)