Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

Para el gobernador de Boyacá llegó el momento de discutir el futuro de Colombia: O se invierte en educación o en armas.

Tunja, 17 de octubre 2018-(OPGB). En medio de las manifestaciones estudiantiles, motivadas por el desfinanciamiento de la educación superior, que asciende a más de 18 billones de pesos; y del anuncio del presidente Iván Duque con respecto a la adición de 1 billón de pesos provenientes de regalías para las instituciones de educación superior, el gobernador de Boyacá, Carlos Amaya, indicó que el debate debe ser de fondo y que esta coyuntura sirve para discutir de una vez por todas el futuro del país.

“El debate de fondo es el del futuro del país; no es ni más ni menos que la prioridad que tiene Colombia para pensar este presente y repensar el futuro en este momento coyuntural que es el Bicentenario: Si es la educación o el sector armamentístico y la guerra, como el Gobierno nacional ha demostrado con la adición de 3.5 billones de pesos en el presupuesto para este último”, apuntó Amaya, quien ha sido defensor de la educación pública desde sus años de liderazgo estudiantil en la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, UPTC.

El gobernador, que el pasado 10 de octubre acompañó a los universitarios en la marcha para exigir recursos para sus instituciones, hizo un llamado al presidente y al país para poner sobre la mesa si el billón de pesos anunciado es la salida a la problemática.

“Mi llamado al presidente Duque y a todo el país es que no podemos quedarnos en la discusión de que si el billón de pesos es suficiente o no, porque entre otras cosas ese billón no es más que un pañito de agua tibia y no va a la base presupuestal de las universidades públicas, como nosotros hemos venido insistiendo que es el problema estructural, el mismo de hace 10 años. La discusión es si, como nación, vamos a darle prelación a la educación como motor de desarrollo o no”, añadió el mandatario regional.

Las regalías

En cuanto a las regalías, el mandatario recordó que estas ya se utilizan en temas educativos en Boyacá.

“En cuanto a las regalías, que es de donde se piensa sacar el billón de pesos, debemos recordar que en Boyacá ya las estamos utilizando para la educación, para el plan alimentario escolar, que también ha venido desfinanciado en los últimos años por el Gobierno nacional. Así que la fórmula del Gobierno es la misma: recurrir a los recursos de regalías, que son de las regiones, para financiar compromisos y prioridades que deben ser del Gobierno central. Y nosotros lo haremos con gusto, el problema es que ese es precisamente el fondo de la discusión: si la nación prioriza la educación o no. Es cómo, con esos recursos de las regalías, podríamos construir más colegios o comedores escolares: Es si con esos recursos podemos saldar la deuda educativa en la básica media, entre otras”.

Amaya fue enfático al afirmar que este tipo de discusiones se deben dar en la actualidad y resolverlas para tener claro el futuro de las generaciones venideras.

“Lo que planteamos es que el Gobierno nacional no está asumiendo la responsabilidad de la educación con seriedad. Nosotros hemos sido consecuentes con este tema en el departamento, pero creo que llegó la hora de plantear de cara a los colombianos la cuestión en su verdadera dimensión: O se prioriza la educación ya o aplazamos estas decisiones de vital importancia para dentro de una o dos décadas”.

“¿Cómo les explicaremos a las futuras generaciones que el Gobierno nacional actual sí tiene para adicionar 3 billones y medio en armamento y guerra, mientras busca en los recursos de las regiones 1 billón para las universidades públicas? ¡Cuáles son las prioridades de desarrollo del país! ¡Ese es el debate de fondo! ¡Los colombianos pagamos impuestos y queremos que se usen para educar a las futuras generaciones no para mandarlas a hacer la guerra de los adultos! La guerra de otros, no de esta generación”, finalizó diciendo el gobernador de Boyacá. (OPGB).

Oficina Asesora de Comunicaciones y Protocolo

Gobernación de Boyacá.



Reto 2018

Reto 2018

 


 

 

.