Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

Foto: Juan Diego Rodríguez-OPGB El proceso de adjudicación de los contratos para iniciar las obras viales que hacen parte de las siete maravillas.

“Ya la Dirección de Contratación y la Secretaría de Infraestructura Pública han hecho la revisión de las propuestas económicas que presentaron los 29 consorcios que ofertaron para los corredores viales. Ya hay un cronograma de adjudicación que inicia este 25 de abril con la vía Puente Camacho - Garagoa y continuará el 5 de mayo con las vía Sogamoso –Tasco las relacionadas con la movilidad de Sogamoso y el desarrollo vial del Lago de Tota. Luego el 9 de mayo la vía Villa de Leyva- Moniquirá - Santa Sofía y Buenavista - La Victoria. Finalmente el 14 de mayo Santander - El Espino y Duitama- Charalá”, afirmó el gerente del Contrato Plan, Wilson Sánchez.

De acuerdo con el cronograma establecido por la Dirección de contratación de aquí al 14 de mayo serán adjudicadas las vías, los contratistas definidos, el INVIAS ya ha contratado la interventoría para estos proyectos, así que están por resolver el tema de legalización del contrato y los permisos que requieren los contratistas y se espera que en el mes de junio, luego de adjudicado el contrato, puedan iniciar las obras en todos los corredores.

“Se ha establecido un tiempo de 21 meses para la realización de los proyectos, así que de acuerdo con este cronograma se terminarían las obras durante este gobierno, sin embargo, no estamos exentos de que ocurran percances o atrasos en las obras que impidan cumplirlo”, afirmó Sánchez.

Reiteró que el espíritu del contrato plan es que se realice una planeación de mediano plazo, que trascienda los periodos de gobierno, que el afán no sea hacer las obras apresuradamente sino que sean técnicamente bien construidas y que atiendan las necesidades de los boyacenses.

Los requerimientos de capital y músculo financiero de estas empresas fueron bastante altos por la Dirección de Contratación, precisamente previendo que los contratistas tuvieran la capacidad de iniciar las obras sin el anticipo para que no dependieran del flujo de caja del proyecto sino que con sus recursos pudieran iniciar las obras y luego teniendo en cuenta los flujos de caja para ir pagándoles los avances. (FIN/ Carmenza Reyes Becerra).

Oficina Asesora de Comunicaciones y Protocolo

Gobernación de Boyacá.