Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

 

Esta es la garantía de que los alimentos no causen daño al consumidor cuando se ingieran.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el Ministerio de Salud y Seguridad Social y la Secretaría de Salud, promueven la Estrategia de Información Educación y Comunicación -IEC-, con la cual se resalta la importancia de la responsabilidad de asegurar alimentos inocuos y nutritivos a lo largo de la cadena alimentaria.  

¿Qué significa inocuidad alimentaria?

La inocuidad puede definirse como el conjunto de condiciones y medidas  que se utilicen  para preservar  la calidad de los alimentos,  previniendo la contaminación y  las enfermedades transmitidas por el consumo de alimentos.

El acceso a alimentos inocuos y nutritivos es un derecho de todas las personas, es por esto, que los consumidores deben conocer muy bien el manejo inocuo de los mismos como un atributo fundamental de la calidad  y que debe estar presente durante la producción primaria, es decir, en la finca (de la granja a la mesa) y se transfiere a otras fases de la cadena alimentaria como en el procesamiento, empaque, transporte y comercialización.

Mediante la promoción, información, educación y comunicación se puede generar conciencia en los consumidores para realizar efectivos procesos de elección y selección de alimentos que proporcionan los nutrientes esenciales.

El derecho del consumidor es exigir alimentos de calidad y que sean inofensivos para la salud, que ofrezcan mejor calidad de vida.  Si la persona está educada en este tema no sufrirá daños provocados por alimentos contaminados como: desagradables problemas estomacales, enfermedades trasmitidas por alimentos (ETAS) y en el peor de los casos, la muerte por ingesta de alimentos contaminados, ya sea por bacterias, virus, hongos y parásitos.

Si el consumidor está bien educado en la importancia de la inocuidad en el proceso alimentario conocerá mejor la calidad nutritiva y sanitaria de los productos, reducirá las pérdidas importantes de alimentos, salvaguardando así la salud de él y la de la familia.  

Para el referente del programa de alimentos y bebidas alcohólicas para el Departamento, Luis Antonio Muñoz Suárez, expliucó que para tener una mejor inspección, vigilancia y control, en la distribución, comercialización, almacenamiento y transporte de alimentos.

El funcionario hace un llamado a la responsabilidad, conjunta, que deben ejercer las autoridades, la industria, los productores, hasta llegar al consumidor final. (FIN/Edgar Gilberto Rodríguez Lemus/ ECSs).

Oficina Asesora de Comunicaciones y Protocolo

Gobernación de Boyacá.