Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

Foto: Diego Peña (OPGB)Se estudiarán 103.900 hectáreas de humedales y páramos.

Este es un panorama del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC) sobre Boyacá. Se tomaron en cuenta cinco de los aspectos que la entidad estudia, algunos de sus resultados en 2013 y el plan de acción para 2014.

1.    Sobreutilización de suelos:

De las 2.317.600 hectáreas de Boyacá, el 43 por ciento (990.449 hectáreas) presenta sobreutilización en sus suelos: se presiona a la naturaleza más allá de su capacidad, por lo cual se agotan recursos como las capas productivas del suelo, agua y bosques.

Puerto Boyacá (con 75.868 hectáreas), Aquitania (con 28.451 hectáreas) y Labranzagrande (con 22.274 hectáreas) son los municipios en donde más se presenta esta situación en el departamento.

2.       Subutilización de suelos:

En el 6 por ciento del territorio boyacense se presenta este comportamiento, en el que las actividades productivas son menos intensas en comparación con su capacidad.

Los municipios que presentan mayor área por subutilización son Puerto Boyacá (32.355 hectáreas), Cubará (6.839) y Chiquinquirá (5.195).

El 49 por ciento de este departamento presenta conflictos de uso del suelo. Las tierras sin conflicto de uso en Boyacá ocupan un área de 1.126.195 hectáreas, de las cuales el 92 por ciento son tierras con coberturas vegetales naturales donde el hombre poco o nada ha intervenido

Los municipios de Cubará, Guicán, Busbanzá y Chiscas presentan más de 82 por ciento de su área municipal en uso adecuado.

3.    Páramos y humedales:

El IGAC realizará el levantamiento semidetallado de suelos en 46 municipios de Boyacá que cuentan con estos ecosistemas, que equivale a 103.900 hectáreas (4,38 por ciento del departamento): 97.200 hectáreas en suelos de páramos y 6.700 hectáreas de humedales.

El IGAC realizará el levantamiento de suelos a una escala semidetallada de 1:25.000, para determinar si presentan conflictos de uso como exceso de agricultura o ganadería. Con este insumo técnico, el Instituto Alexander Von Humboldt hará la delimitación de humedales y páramos.

Los municipios boyacenses donde el IGAC estará este año son: Arcabuco, Cerinza, Chinavitá,  Chíquiza, Chiscas, Chita, Chivatá, Ciénaga, Cómbita, Cubará, El Cocuy, Guicán, Jenesano, La Uvita, Labranzagrande, Miraflores, Mongua, Monguí, Oicatá, Paipa, Pajarito, Paya, Pesca, Pisva, Puerto Boyacá, Ramiriquí, Rondón, Saboyá, San Eduardo, San Mateo, Santa Rosa de Viterbo, Siachoque, Socha, Socotá, Sogamoso, Soracá, Sotaquirá, Tasco, Tibaná, Toca, Tópaga, Tota, Tunja, Tuta, Tutazá y Zetaquirá.

Para 2014 la meta del IGAC es realizar en Colombia el levantamiento de suelos en 3,8 millones de hectáreas con áreas de influencia de páramos y humedales.

4.    Desarrollo inmobiliario en Tunja

Según el IGAC y el DANE, el Índice de Valor Predial (IVP) en Tunja tuvo un incremento entre 2012 y 2013, al pasar de 8 puntos a 8,84 para predios de uso residencial. Para llegar a esta conclusión, en Tunja se realizaron 244 avalúos en 42.158 predios con destino residencial.

Esto se deben, según el IGAC, a factores como la consolidación de Tunja como una ciudad universitaria, la construcción de nuevas avenidas y viviendas en los extremos de la capital, el desarrollo del comercio y a la disminución en los tiempos de viaje desde los municipios aledaños.

El sitio que presentó una mayor dinámica inmobiliaria en Tunja fue el sector nororiental a lo largo de la Avenida Universitaria. El resto de la ciudad cuenta con una dinámica inmobiliaria moderadamente activa.

  1. 5.    Actualización catastral

Durante 2013, el IGAC logró actualizar 17 municipios de este departamento y para vigencia 2014 realizará la actualización catastral de Quipama en su zona rural, que cuenta con 1.085 predios, y urbana, 432 predios, y que cuenta con un avalúo de 6.151.714.106 de pesos.

El municipio de Quipama recibirá actualización catastral en 2014, después de 18 años de no hacerlo. 

Actualmente Boyacá se encuentra desactualizado un 64% (359.030 predios) en su zona rural, mientras que en su zona urbana la desactualización es de un 29,6% (78.920 predios).

  1. 6.    Deslinde

Según un estudio del IGAC, Boyacá presenta problemas de limitación con Norte de Santander, Casanare y Santander, que en algunos casos se remontan a la época de la fundación como departamentos del territorio nacional.

Boyacá presenta 11 conflictos por límites dudosos, que involucran a 21 municipios: Mongua, Labranzagrande, Monguí, Sogamoso, Nobsa, Firavitoba, Iza, Cuítiva, Aquitania, Otanche, San Pablo de Borbur, San Mateo, El Cocuy, La Victoria, Quípama, Santa María, San Luis de Gaceno, Duitama, Santa Rosa de Viterbo, San José de Pare y Togüí.

En Colombia existen 84 límites dudosos: 75 municipales y 9 departamentales, que están en estudio técnico en el IGAC; de estos últimos, 5 ya están en el Congreso de la República, mientras que los 4 restantes se encuentran en pleno proceso de deslinde (identificación física en terreno y cartográfica de las líneas que demarcan sus territorios).

Los conflictos departamentales boyacenses

Con Santander: La disputa es por los municipios de Cubará, Chiscas y Concepción. En 2003, los Ministerios del Interior y de Hacienda le ordenaron al IGAC realizar el deslinde en estos territorios, proceso en el que se ha realizado una visita de campo con delegados de los gobernadores y asambleas.

Con Casanare: Tienen una disputa por los límites de los municipios de Paya y Nunchía desde la perforación de un pozo exploratorio de hidrocarburos en inmediaciones de Morcote (pozo Niscota).

Con Norte de Santander: La disputa es por los municipios de Cubará y Toledo. El IGAC empezó a hacer el deslinde desde 1999, pero al no presentarse acuerdo se envió el expediente de límite dudoso al Ministerio del Interior, que a su vez lo remitió al Senado en julio de 2001. Se originó por la ocupación del territorio de Sarare, y se intensificó con la perforación del pozo exploratorio de hidrocarburos Gibraltar I. (Fin/IGAC)

Oficina Asesora de Comunicaciones y Protocolo

Gobernación de Boyacá