Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

La minería bien hecha y la fe del minero está conviviendo en la actualidad con las labores agrícolas.

Tunja, 11 de agosto de 2017. (OPGB). Dar a conocer cómo el suelo y el subsuelo de Boyacá, en desarrollo de la producción minera, se puede aprovechar en forma paralela con otras actividades productivas como el turismo, agricultura y las artesanías, entre otras, es propósito de las estrategias publicitarias que adelanta el secretario de Minas del departamento, Carlos Andrés Oviedo Revollo.

El funcionario señaló, que con las labores mineras bien hechas se genera el desarrollo y se potencializa el territorio, muestra de ello, es el área de Sochaviejo, en la provincia de Valderrama, un sector boyacense ejemplarizante por los cultivos paralelos de alfalfa; Tópaga y Sogamoso por el desarrollo del pastoreo de conejos y Samacá, por el cultivo de hortalizas.

El Departamento ha crecido por la minería del carbón y hoy se tienen 55 poblaciones productoras que generan 3.1 millones de toneladas, está ubicado en el tercer renglón del PIB con una participación aproximada del 11.6, cuenta con cerca de 386 títulos que se están explotando y que generan alrededor de 2.500 empleos directos y más allá de 10 empleos indirectos.

Boyacá es una región multipropósito ya que en el territorio se integran todas las actividades, caso específico en el municipio de Monguí, altamente minero, donde se desarrolla de forma paralela el turismo; Tópaga donde se realiza la talla de esculturas en carbón, mientras que en centro del Departamento, se trabaja de la mano la agricultura con la explotación del mineral.

Lo que buscan los programas que se implementan por la dependencia de la administración seccional es mostrar cómo se realiza todos los días la inclusión social de las personas que confluyen el territorio minero, especialmente se observa cómo la mujer cabeza de familia y los hijos de los mineros están involucrados con el cultivo de productos agrícolas y la elaboración de artesanías.

Los procesos mineros que se desarrollan en las provincias corboneras (Valderrama, Sugamuxi y Centro) y que conviven con renglones productivos como: el turismo, la agricultura y las artesanías, son un eje importante de progreso y un ejemplo a seguir en el país, especialmente en la preservación de los recursos naturales, el cuidado del agua y la defensa de los páramos. (Fin/José Alberto Paredes Avella-OPGB).

Oficina Asesora de Comunicaciones y Protocolo

Gobernación de Boyacá.

 

 



 

 

.