Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

Con el Programa de Diversidad y Desarrollo Humano da oportunidad a personas con capacidades diversas para acceder oportunidades de trabajo.

Tunja, 19 de junio de 2017. (OPGB). Este Programa que tiene la Escuela Taller de Boyacá permite acercar a los estudiantes a la funcionalidad en la vida cotidiana facilitando los procesos de aprendizaje y participen activamente fortaleciendo su autoestima, autoconocimiento y exploración de sus capacidades generando adherencia a todos los procesos formativos caracterizados por altos niveles de motivación, facilitando así, el rendimiento y desarrollo de competencias.

14 jóvenes con capacidades diversas como: discapacidad cognitiva leve y moderada, cofosis bilateral (sordera), discapacidad múltiple (baja visión y cognitiva), y coeficiente intelectual limítrofe, actualmente cursan técnicos laborales en cocina ancestral, carpintería tradicional y recuperación patrimonial.

“En algunos casos se pueden certificar como técnicos, en otros, cuando el aprendiz no alcanza los niveles esperados, se certifica como auxiliar dando la oportunidad de incorporarse en la vida laboral de acuerdo a sus aprendizajes y competencias laborales”, aseguró Luz Marina Cuchivagüen, psicóloga de la Escuela.  

Dentro del proceso que se realiza para la incorporación de estudiantes con capacidades diversas se realiza una valoración preliminar de los factores físicos, psicológicos y de riesgo por parte del psicólogo.  De igual manera, una entrevista a los padres o acudiente, recopilación de información sicosocial de los postulantes, valoración del médico ocupacional.  Luego de su ingreso, se hace asesoramiento y acompañamiento constante.

Aprenden haciendo

Neider Alexander Rodríguez tiene un coeficiente intelectual limitrofe, estudia técnico laboral en recuperación de patrimonio.  Aunque es muy tímido tiene grandes sueños: “He cambiado mucho, ya no me la paso tanto en la calle, quiero ser ingeniero.  He aprendido a mezclar, hacer pañetes y techos”.

Por otro lado, Fabián Dario Farias Silva, con 16 años, es aprendiz de carpintería, afirma: “La Escuela me ha cambiado la vida, antes en el colegio me hacían “bullying”, ahora estudio carpintería, he aprendido mucho y gracias a eso me he podido desarrollar en la sociedad”.

Luz Alfredo Cruz tiene dificultades sicosociales, actualmente está en el técnico de carpintería y siente que la escuela lo ha cambiado, ahora es más respetuoso con sus compañeros y con la gente que está a su alrededor, ha aprendido a trabajar la madera y a hacer proyectos artesanales.

Con tan solo 20 años, Alejandra Cifuentes Niño, tiene una discapacidad cognitiva leve, es aprendiz de cocina ancestral y quiere poner un restaurante donde también se puedan hacer eventos. “A veces en la vida se nos presentan muchos obstáculos y hay que salir adelante, en la escuela estoy para aprender mucho”.

Juliana Alexandra Buitrago, tiene un coeficiente intelectual limítrofe, estudia cocina y afirma: “Lo que más me gusta es que he aprendido a hacer arepas, papás, arroz, carne, empanadas”.

Escuelas Taller de Colombia: Herramientas de Paz

El Programa Nacional de Escuelas Taller de Colombia del Minsterio de Cultura capacita y brinda oportunidades a sectores poblacionales, en especial a jóvenes entre los 18 y 25 años, en condiciones de vulnerabilidad social y económica a través de programas de formación para trabajo con un enfoque de salvaguardia del patrimonio cultural del país, con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID),  Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), entre otros. (Fin-Marisol Contreras Gamboa -Escuelas Taller de Colombia: Herramientas de Paz-Ministerio de Cultura).

Oficina Asesora de Comunicaciones y Protocolo

Gobernación de Boyacá. 

 

 

 



 

 

.