Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

Aclarada su situación jurídica y decretada su libertad, José Omar Niño Carreño vuelve al frente de la institución hospitalaria.

Tunja, 30 de abril de 2017. (OPGB). Como una imputación sin fundamento legal fue considerada por el Juez Penal de Control de Garantías, al momento de decretar su libertad, la acusación hecha por la Fiscalía Cuarta de Quibdó al gerente del Hospital Regional del Valle de Tenza, José Omar Niño Carreño, basada en la denuncia de un sindicalista, el año anterior, cuando se desempeñó como interventor de la Superintendencia Nacional de Salud en el Hospital San Francisco de Asís de Quibdó (Chocó), desde el 11 de febrero de 2015 hasta el 4 de julio de 2016.

“El tema motivo de la investigación fue la adición de un contrato de tercerización del servicio de laboratorio clínico con la IPS Santa Mónica, lo cual hicimos con base en los estatutos. Posteriormente se celebraron otros contratos con la misma IPS de acuerdo con lo establecido en el Manual de Contratación y hasta la fecha que concluía el periodo de intervención, que era el mes de julio de 2015, para no interrumpir la prestación de los servicios de laboratorio clínico. Sin embargo, la Fiscalía Cuarta de Quibdó asumió que dicha contratación debía regirse por la Ley 80, sin tener en cuenta que el ordenamiento jurídico de las Empresas Sociales del Estado, ESE, para contratación se basa en el derecho privado”, indicó Niño.

Según el Gerente del Hospital, lo acusaban de los delitos de peculado por apropiación, prevaricato por acción y celebración de contrato sin cumplimiento de requisitos legales, sin tener en cuenta que las ESE se rigen por el derecho privado para contratación, según lo establecido en el Artículo 195 de la Ley 100 de 1993, ante la inminente necesidad de garantizar la prestación de los servicios.

Agregó que se le violó el debido proceso ya que nunca fue notificado de la investigación, argumentando la Fiscalía, que no tenía ningún arraigo conocido cuando se sabía que él había asumido como Gerente del Hospital del Valle de Tenza, luego de su ejercicio como interventor y posterior liquidador del Hospital San Francisco de Asís de Quibdó, cargo que ocupó hasta octubre de 2016, cuando fue nombrado al frente de la mencionada ESE de Boyacá.

Aunque el Juez declaró la libertad inmediata, el Gerente aseguró que el daño moral ya está hecho, tanto para él como para su familia.

Añadió que con la frente en alta y por su compromiso con el gobernador de Boyacá, Carlos Amaya, y con el Departamento, continuará en su cargo como Gerente de la ESE Hospital Regional del Valle de Tenza, donde es reconocida su trayectoria y excelentes resultados. (Fin/Elsy E. Sarmiento Rincón - Prensa Secretaría de Salud Boyacá).

Oficina de Asesora de Comunicaciones y Protocolo.

Gobernación de Boyacá.




 

 

.