Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

Foto: Foto: www.tolima.gov.co

En 2013 se han conseguido $120 mil millones para financiar el desarrollo de planes maestros de acueducto y alcantarillado.

Con el aporte de la Nación, el departamento y los municipios, Boyacá logrará superar la brecha generada por la deficiencia de los sistemas locales de recolección de aguas lluvias y residuales y de transporte de agua potable.

Así lo asegura el gerente de la Empresa Departamental de Servicios Públicos de Boyacá, Leonard Martínez, en alusión de los proyectos que hoy están en marcha y a las metas formuladas a instancias del Plan de Desarrollo ‘Boyacá se atreve’.

La empresa, explica Martínez, nació en mayo de 2009 como gestora del Plan Departamental de Aguas para el cual recibió recursos cercanos a los $180 mil millones. Su misión era planificar la destinación de estos dineros y asegurar, por supuesto, que las comunidades tuvieran acceso a servicios esenciales de sistemas de agua potable y saneamiento básico.

En 2012, a partir del inicio de la administración del gobernador Juan Carlos Granados, finalizó el diagnóstico de proyectos de acueducto y alcantarillado y el balance fue desalentador: de los 81 identificados solo tres cumplían con los requisitos para acceder a financiación.

Con el panorama definido, la Empresa de Servicios Públicos de Boyacá inició en 2013 el proceso de viabilización de los planes maestros de acueducto y alcantarillado y de los 52 que fueron radicados ante el Ministerio de Ambiente 38 han recibido concepto de viabilidad y 14 se encuentran en revisión y ajustes.

Proyectos financiados y en ejecución

Superada la fase de planeación, la empresa inicia, en asocio con el Ministerio y los municipios, el desarrollo de las obras y en el inventario de proyectos en marcha se encuentran la implementación del Plan Maestro de Alcantarillado de Garagoa con una inversión aproximada de $14.500 millones, la primera fase del Plan Maestro de Alcantarillado de Paipa al que se destinaron $14.600 millones, aproximadamente, y la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Chiquinquirá que recibirá $25 mil millones.    

Dentro de este grupo se incluye la primera fase de construcción del alcantarillado de Pauna para el cual el Ministerio, el departamento y el municipio invirtieron $1.800 millones.

La construcción del módulo 2 de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales – PTAR - de Tunja recibió $4.600 millones y para los colectores e interceptor final el aporte fue de $11 mil millones.

San Mateo, al norte del departamento, recibió $1.100 millones para la primera etapa del Plan Maestro de Alcantarillado y $350 millones para la primera fase del Plan Maestro de Acueducto, mientras en Cubará la optimización del Sistema de Alcantarillado ascenderá a $1.550 millones de pesos. Para ese municipio fronterizo cursa un proyecto por $3.000 millones de pesos con el propósito de renovar su acueducto.

Aunque la construcción de acueductos y alcantarillados representa el grueso de la gestión de la Empresa de Servicios Públicos de Boyacá, su gerente, Leonard Martínez, destaca como vital el proyecto de Aseguramiento a la Prestación de los Servicios Públicos.

Se trata de una actividad destinada a fortalecer empresarial e institucionalmente a los prestadores de los servicios públicos de los municipios o a las dependencias que hagan sus veces como las secretarías de Planeación o de Infraestructura.  

La empresa también avanza en los convenios con las corporaciones autónomas regionales para asegurar la protección de los recursos naturales durante la construcción de acueductos y alcantarillados, como también para el manejo de los residuos sólidos, asunto de la mayor importancia especialmente por la misión de consolidar las iniciativas regionales de disposición final como las que se vienen gestionando para Oriente y Neira, Márquez, Lengupá, Occidente, Ricaurte y Sugamuxi.

Oficina Asesora de Comunicaciones y Protocolo

Gobernación de Boyacá