Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

Foto: www.duitama-boyaca.gov.co

Esta oferta de comestibles también favoreció la economía de los municipios y propició la generación de empleo.

Uno de los mayores retos de la administración departamental era asegurar, con calidad y de manera oportuna, el suministro de raciones para los niños y niñas de las instituciones públicas del departamento y esto se logró a través de Programa de Alimentación Escolar – PAE – y del que se denomina ‘Boyacá se Atreve con la Alimentación y la Nutrición Escolar’, en convenio con el ICBF y el Ministerio de Educación Nacional.

La meta se alcanzó no solo en términos de cobertura, sino de la posibilidad de poner en marcha una estrategia encaminada a implementar hábitos de alimentación saludable y de autosostenibilidad, lo cual condujo a reducir los índices de vulnerabilidad de la población escolar del departamento, explicó María Rosalba Espitia Cuervo, secretaria de Desarrollo Humano de la Gobernación de Boyacá.

La puesta en marcha de los programas de alimentación escolar promovió una interesante dinámica de cadenas productivas a través del cultivo de hortalizas, la cría de gallinas ponedoras y el suministro de lácteos a los comedores escolares. En el proceso participaron activamente los padres de familia y los líderes comunitarios y fueron dinamizadores también los alcaldes de los municipios receptores.

Al final del periodo 2013 el balance es positivo. Se les cumplió a los niños y a las niñas del departamento con el complemento nutricional que les permite un adecuado desarrollo físico y mental.

El éxito radicó tanto en la participación de la comunidad educativa, en condición de veedora, como en el establecimiento del Comité Departamental de Seguimiento del que hacen parte el gobernador Juan Carlos Granados, los secretarios de Desarrollo, Educación y Salud, la Directora del ICBF, Nelsy Sofía Báez, y un representante del Ministerio de Educación Nacional.  

Para verificar la adecuada operación del programa se implementaron comités técnicos operativos en cada una de las 13 provincias en las que está dividido el departamento, y de ellos hacen parte delegados de los padres de familia, de las instituciones educativas, de las alcaldías, de la Gobernación de Boyacá y del Ministerio de Educación Nacional.

Dentro de sus tareas estuvo la de adelantar la inspección, vigilancia y control sanitario con el propósito de garantizar adecuados procedimientos de manipulación de los alimentos en las parcelas, en los sitios de comercio y en los mismos comedores escolares. El transporte de las raciones fue igualmente objeto de verificación. 

Frente a la pertinencia del programa, el gobernador de Boyacá ha insistido en la necesidad de que su contratación comprometa vigencias futuras de periodos de tiempo de hasta 10 años.

“Actualmente se hace año a año y la alimentación de los muchachos hay que dársela todos los días y tenemos garantizados los recursos. Si no se puede para 10 años por lo menos si para los próximos tres y de esta manera el siguiente Gobernador y los nuevos alcaldes encontrarían aprobados y estructurados los proyectos de alimentación escolar.

Mientras tanto, y frente a la próxima vigencia, la administración departamental, a través de las secretarías de Desarrollo y Hacienda, adelantó los trámites necesarios para asegurar la entrega de los complementos en 2014.

Oficina Asesora de Comunicaciones y Protocolo

Gobernación de Boyacá