Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

La demanda contra las licencias ambientales que permitirían explotar carbón en Tasco sentó un precedente frente a los recursos naturales. 

Esta determinación de la administración departamental, radicada el 26 de febrero de 2013, ante el Tribunal Administrativo de Boyacá, se constituyó en el camino para consolidar la salvaguardia de los ecosistemas estratégicos que conforman el capital ambiental con el que cuenta el departamento.

En esa oportunidad el jefe de la administración seccional, Juan Carlos Granados Becerra, pidió la suspensión de los efectos de las licencias ambientales- expedidas por Corpoboyacá a nombre de la empresa Hunza Coal - con fundamento en las cuales se autorizaba el desarrollo de actividades de explotación minera en el páramo de Pisba, en comprensión del municipio de Tasco.

A través de este recurso legal la Gobernación llamó la atención sobre eventuales irregularidades en el trámite de expedición de las licencias, las cuales fueron aprobadas en tiempo récord (menos de un mes), poco antes de la entrada en vigencia de la Ley 1382 de 2010, norma que excluye la posibilidad de realizar actividades mineras en zona de páramo.

En ese mismo sentido, e invocando el derecho constitucional al medio ambiente sano, y mostrando de qué manera la ejecución de las actividades autorizadas por Corpoboyacá generarían grave daño a ese interés colectivo, el Gobernador solicitó que como medida cautelar se ordenara la inmediata cesación de cualquier actividad de ejecución de las referidas licencias.

Tal planteamiento fue reiterado por el gobernador de Boyacá, en el marco de la Audiencia Pública de Rendición de Cuentas, celebrada el pasado 13 de diciembre, en el Auditorio de Comfaboy, en Tunja, y el desarrollo de la cual insistió en la necesidad de delimitar las zonas de reserva ambiental para proteger los páramos de Boyacá.

Su argumento, incluido además en el eje ambiental del Plan de Desarrollo, se ha visto materializado a través de decisiones administrativas como la firma de un convenio con el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humbolt y Corpoboyacá para la identificación, compilación y actualización de estudios técnicos, sociales económicos y ambientales de los páramos Rabanal, Pisba, Tota, Bijagual, Mamapacha, Iguaque, Merchán, Guantiva y La Rusia. 

De manera paralela se desarrollan acciones para incrementar el acceso al recurso hídrico en cantidad y calidad con sistemas de abastecimiento auto - costeables y sostenibles. Dentro de las tareas previstas se han adquirido predios para la conservación de fuentes de agua en los municipios de Toca, San Eduardo y Páez. (Fin/jaime Humberto Romero). 

Oficina Asesora de Comunicaciones y Protocolo

Gobernación de Boyacá