Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

Fuente :misversos-rahulig.blogspot.com

Con el programa de legalización de predios se incrementará en un 40 por ciento la competitividad agrícola y pecuaria del departamento. 

De 538 mil hectáreas aptas para el desarrollo de actividades agropecuarias en Boyacá, sólo el 21 por ciento, que corresponden a 112 mil, se están utilizando. El 79 por ciento se desaprovechan.

La principal razón de este desperdicio está vinculada a la informalidad en la tenencia de la tierra. De acuerdo con él diagnóstico conjunto realizado en 2012 por la Gobernación de Boyacá, a través del Departamento de Planeación, y el Departamento Nacional de Planeación, para el diseño del Contrato Plan, el 70 por ciento de los predios rurales de Boyacá reporta falsa tradición. Quienes los explotan no disponen de los documentos que los acrediten como propietarios.

Tal situación genera, por supuesto, que la población campesina que ocupa alrededor de 426 mil hectáreas, propicias para la agricultura y la ganadería, hoy no puedan acceder a fuentes de financiamiento públicas o privadas como tampoco a las ayudas directas del Estado. Esta circunstancia jurídica afecta también las finanzas municipales pues los predios en situación de informalidad no son sujetos del pago de impuestos.   

El estudio que soportó la firma del Contrato Plan Boyacá analizó las posibles líneas de inversión para mejorar la competitividad y la productividad del departamento, y específicamente en el sector rural se evaluaron dos temas: el primero, relacionado con la construcción y mejoramiento de vivienda; y el segundo, asociado a la formalización de la propiedad rural.

La investigación permitió concluir que aquello que podría darle mayor dinámica a la productividad regional era precisamente la legalización de pedios y este programa, que se incluyó en el Contrato Plan y en el Plan de Desarrollo de Boyacá, propuesto por el gobernador Juan Carlos Granados Becerra, busca precisamente darle al trabajador agropecuario una seguridad jurídica sobre la propiedad de sus tierras y propiciar la apertura de oportunidades en lo referente a acceso a créditos y a los subsidios que otorga el Estado.

Wilson Sánchez Hernández, gerente del Contrato Plan Boyacá, lo explica de la siguiente manera: “si el campesino es propietario de su tierra puede, con tranquilidad, pedir un préstamo bancario para cultivarla o para desarrollar alguna actividad pecuaria. Le garantiza la posibilidad de sostener a su familia y de asegurar techo y bienestar integral”.

Ramiriquí, programa piloto

El proceso de titulación de tierras comenzó en el municipio Ramiriquí, como parte de un proyecto piloto impulsado por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural. Esta localidad de la provincia de Márquez es sólo un ejemplo de lo que se advierte en Boyacá: los registros reportan la existencia de 7.924 predios rurales de los cuales el 65 por ciento, es decir 5.150, se encuentran en la informalidad.

Ante esta realidad, el gobernador Juan Carlos Granados lideró la aprobación de un proyecto por $3.000 millones dirigido a formalizar 2.730 predios  en Ramiriquí, lo que permitirá el saneamiento del 53 por ciento del total de sus predios sin títulos. El aporte del Ministerio de Agricultura asciende a $745 millones y el de la Alcaldía a $ 25 millones. La Gobernación invertirá $2.230 millones. 

Otros recursos, que oscilan entre 14 y 16 mil millones de pesos destinaría la administración departamental para la titulación de al menos 20 mil predios en 20 municipios durante la vigencia 2014, dada la importancia del programa y el impacto que puede representar para la economía agropecuaria de la región. Para que eso sea posible, es imprescindible que las autoridades locales cofinancien el 10 por ciento de ese monto, algo así como $1.600 millones, y que el Ministerio haga lo propio con $ 3.500 millones.

Esta iniciativa del Gobierno de Boyacá está ligada a la propuesta de ampliación del programa de titulación formulada al Gobierno Nacional en alianza con los departamentos de Nariño y Cauca, que también lo incluyeron dentro de sus Contratos Plan.  

Etapas de la legalización

El propósito de legalización de la tierra en Boyacá es coordinado por la Secretaría de Fomento Agropecuario y del equipo de trabajo hacen parte funcionarios del Departamento de Planeación, del Contrato Plan y del Ministerio de Agricultura. Este grupo interdisciplinario determinó como etapas del proceso las siguientes: socialización, recolección de documentos y sistematización, ubicación predial en el Sistema Geográfico de Información, análisis jurídico de los casos, visitas prediales, levantamiento topográfico y gestiones de notariado  registro.

La estrategia determinó igualmente los parámetros para evaluar la inclusión de los municipios en el programa. La primera condición es que haya disposición por parte de las autoridades locales y que esta se manifieste en el aporte de la cofinanciación. El comité evaluador valora asimismo la situación de actualización catastral, el porcentaje de informalidad predial  y el nivel de productividad agropecuaria.  

Según el Gerente del Contrato Plan Boyacá, lo más valioso de Ramiriquí es la disposición de sus autoridades, en cabeza del alcalde Moisés Aguirre Sanabria, y el aprendizaje que el proceso está reportando para la ampliación del programa a otras localidades del departamento.

Oficina Asesora de Comunicaciones y Protocolo

Gobernación de Boyacá