Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

Esposa del gobernador de Boyacá, Patricia Reyes Jiménez, se solidarizó con el menor que fue agredido en Tunja en desarrollo del paro agrario.

Durante su presencia en las instalaciones del centro médico, la señora Reyes Jiménez se informó del estado de salud del niño quien ingresó al servicio de urgencias de la institución el día 23 de agosto, a las nueve de la noche, luego de recibir golpes en el marco de una refriega asociada a la protesta campesina.

A su llegada al Hospital, el menor, residente en del barrio Libertador, presentaba un cuadro clínico complejo: politraumatismo, TCE moderado y hematoma epidural, por lo que debió ser atendido por especialistas del área de pediatría y neurología.

Seis días después de su ingreso, el reporte médico lo describe como un paciente con trauma craneoencefálico, fractura con minuta y hendidura parieto - temporal izquierda y síndrome confusional  secundario.

De acuerdo con el informe entregado por el subgerente de servicios de salud, Danilo Saza Sánchez, el niño se encuentra estable y su recuperación es lenta pero favorable, lo que llevaría a suponer que podría ser dado de alta en un lapso de entre 48 y 72 horas.

Sobre la presencia de menores en movimientos populares, la gestora social de Boyacá llamó la atención  de los padres de familia para que se abstengan de llevar a los niños y jóvenes a los lugares donde se adelantan bloqueos o protestas por el riesgo que estos escenarios representan para su integridad.

Según los datos suministrados por las directivas del Hospital Regional de Tunja, de los 54 heridos que a la fecha fueron atendidos allí, 10 son menores de edad.