Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

Con esta frase el Presidente de la República se comprometió a solucionar los problemas del sector agrario del departamento de Boyacá y el país.

 

Durante la alocución que ofreció a las 6:30 p.m., del lunes 26 de agosto, desde las instalaciones del Batallón Bolívar de Tunja, Santos se disculpó con los productores de papa de Boyacá por el incumplimiento de los acuerdos que su gobierno adquirió con este sector en el mes de mayo.

“Les pedí disculpas. Eso no lo voy a tolerar. Lo que se acuerde en esta mesa se va a cumplir y pronto”, aseguró el Jefe del Estado.

La mesa a la que hizo referencia el mandatario es la que se instalará este martes 27 de agosto, a la una de la tarde, en la sede de la Curía Arzobispal, en la capital boyacense. Allí se prevé abordar temas como el costo de los insumos, la importación de alimentos producidos en el país (el presidente las llamó importaciones desleales), los controles al contrabando y el tema de los créditos.

“Soy consciente de la crisis que está viviendo el sector agropecuario en general. Tenemos problemas estructurales y coyunturales y estamos decididos a afrontarlos y vamos a trabajar de la mano de los campesinos para que tengan un ingreso digno y puedan mantenerse en el campo”, dijo el Presidente de la República.

En relación con la propuesta formulada por los miembros del movimiento campesino para que la negociación se adelante de manera conjunta con líderes de Boyacá, Cundinamarca y Nariño, Santos Calderón dio instrucciones para que sus delegados, entre ellos el ministro de Agricultura, Francisco Estupiñán Heredia, se sienten a concertar las peticiones con los representantes de los tres departamentos.

El Jefe de Estado admitió que es necesario recuperar la confianza perdida y que ésta se restablecerá cuando se empiecen a cumplir los acuerdos y por eso reiteró la disposición de su Gobierno para adelantar los diálogos.

A propósito de la mediación  adelantada por el gobernador de Boyacá, Juan Carlos Granados Becerra; por monseñor Luis Augusto Castro Quiroga;  y por el alcalde de Tunja, Fernando Flórez Espinosa, el Presidente agradeció sus gestiones y los exhortó a seguir acompañando el proceso. “De esta crisis sale una gran oportunidad para trabajar por los compromisos. Hay que ponerle fin a esta situación lo más pronto posible”, afirmó.

Sobre los abusos cometidos por miembros del ESMAD, el mandatario le pidió a la Policía actuar con prudencia y proporcionalidad y señaló que dio instrucciones precisas a la Policía para que respete a los manifestantes. “Le he pedido al Defensor del Pueblo que haga las investigaciones del caso. Como jefe de la Policía pido disculpas, pero exijo que a los policías se les respeten sus derechos”.

A pesar de lo pactado entre el Presidente Santos y los líderes de la protesta social, tanto el Jefe del Estado como César Pachón, vocero del movimiento, coincidieron en señalar que el paro se levantaría una vez se instale, este martes, de manera oficial la mesa de negociación.  (FIN/Germán García Barrera).

Oficina Asesora de Comunicaciones y Protocolo

Gobernación de Boyacá