Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

“Este es un trabajo de todos los boyacenses, que, más allá de cifras, significa vidas humanas cambiadas”, manifestó el gobernador Carlos Amaya, tras conocer el más reciente informe del Dane.

 

Tunja, 14 de julio del 2019. (UACP). Boyacá completó tres años con los mejores indicadores de superación de pobreza y de reducción de desigualdad del país, según se constata en el más reciente informe del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, alcanzando así la meta impuesta por el Gobierno Creemos en Boyacá en 2016 para el Bicentenario: Un departamento más justo, equitativo, con menor desigualdad y menor pobreza, que mire al futuro con optimismo.

De acuerdo con el documento, dado a conocer el viernes 12 de julio, Boyacá, en 2018, siguió mejorando en todos los indicadores: Pobreza multidimensional, pobreza monetaria, pobreza extrema, Coeficiente de Gini, brecha de pobreza y severidad de la pobreza.

Pobreza multidimensional: Mientras a nivel nacional aumentó en 2018, en Boyacá siguió disminuyendo, y se ubicó como el quinto departamento con menor incidencia en las zonas rurales.

Pobreza monetaria: Boyacá redujo 2.1 % en el 2018 la pobreza monetaria, mientras que la media nacional se mantuvo. Fue el tercer departamento en este ítem.

Con este indicador se reafirma que Boyacá es el departamento que más ha logrado reducir la pobreza monetaria del 2016 al 2018, completando 8.8 puntos porcentuales, mientras a nivel nacional en ese lapso de tiempo fue del 0.8, es decir en el departamento se avanzó 10 veces más que en el promedio del país.

Coeficiente Gini: Según el Dane, Boyacá fue el departamento que más redujo este indicador - que mide la desigualdad- en 2018, siendo así también el que más la redujo en el país entre 2016 y 2018. De esta manera, ascendió 10 puestos en este escalafón, pasando de ser uno de los tres más desiguales (solo superado por Chocó y La Guajira), a ubicarse en el puesto 13.

Pobreza extrema: Boyacá fue el departamento que más redujo la pobreza extrema en 2018, cayendo de 8.6 % a 5.4 %. En lo corrido de estos tres años, este indicador se ha reducido en un 7.2 %, mientras que a nivel nacional se ha reducido en tan solo un 0.7 %, es decir el departamento avanzó 10 veces más que el país en su conjunto.
El departamento redujo más del doble la pobreza extrema del 2016 al 2018, siendo el segundo a nivel nacional.

Brecha de pobreza: En este ítem, Boyacá fue el departamento que más avanzó en 2018, y el segundo que más avanzó de 2016 a 2018.

Severidad de la pobreza: Boyacá fue el departamento que más avanzó en este indicador, pasando de ser departamento número 20 con mayor severidad de pobreza extrema, al segundo con menor severidad de pobreza extrema del 2016 al 2018 en dicho ranking.

¿Cómo se logró?

“Lo que está pasando en Boyacá es un ejemplo nacional, porque es una respuesta directa que deben dar los departamentos y municipios para el logro de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible”, manifestó a mediados de 2018 Inka Mattila, directora adjunta para Colombia del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Pnud, refiriéndose a los logros en superación de la pobreza en el departamento.

La directora del organismo internacional, de nacionalidad finlandesa, en su momento resaltó “la inversión en educación, producción alimentaria, sostenibilidad ambiental, entre otros aspectos, que se viene haciendo en esta parte del territorio nacional como estrategias específicas y en la misma línea que las promovidas desde las Naciones Unidas para consolidar la Seguridad Alimentaria, el equilibrio entre la actividad humana y la esencia natural y la paz y justicia, para las presentes y futuras generaciones”.

Por su parte, la organización Colombia Líder, que le otorgó el premio a mejor gobernante en Superación de la Pobreza en 2018 al mandatario boyacense Carlos Amaya, afirmó en el momento de la convocatoria de dicho galardón que el objetivo era “reconocer a los mejores líderes del país que trabajan en la reparación colectiva del tejido social, la garantía de los derechos básicos de las poblaciones más vulnerables y el apoyo al emprendimiento transformador”.

Lo anterior es la ratificación de los cambios que se han venido generando en el departamento, reafirmados con contundencia por el propio Dane con cifras.
En estos tres años, el Gobierno Creemos en Boyacá, en cabeza del mandatario Carlos Amaya, ha llegado a todos los rincones del departamento, lo que explica el porqué se ha avanzado a pasos agigantados en la superación de la pobreza, que en esta región de Colombia se ha concentrado históricamente en las zonas rurales, las cuales nunca habían sido tenidas en cuenta por los sucesivos gobernantes.

De esta manera, desde el año 2016 al 2018, se adecuaron más de 10 mil kilómetros de vías utilizadas casi en un 100 % por campesinos. Así mismo, se entregaron 78 bancos de maquinarias que benefician hoy a más de 40 mil familias, el programa de alimentación escolar ha beneficiado a más de 160 mil niños y adolescente desde el día uno de calendario escolar; se entregaron 58 buses para uso de niños estudiantes campesinos, y se llegó a más de 12 mil niños con computadores y tecnología. Igualmente se ha llevado gasificación a las provincias, electrificación a zonas a las que nunca había llegado la luz eléctrica, becas universitarias, incentivos para proyectos productivos agrícolas, entre otras acciones dirigidas directamente a esta población del departamento. A esto se suma que la infraestructura hospitalaria empezó su modernización en 2016.

En resumen, hasta el 2018 se habían invertido más de 1.6 billones de pesos en todos los sectores a lo largo y ancho del departamento.

El gobernador

“Cuando llegamos al gobierno sabíamos que uno de los grandes retos era superar la pobreza y reducir la desigualdad, sobre todo en las regiones históricamente abandonadas como la provincia de La Libertad, y a eso le pusimos fecha: El Bicentenario. Y hoy, a pocos días de que se cumplan los 200 años de la Batalla de Boyacá, podemos decirles a los boyacenses y colombianos que en estos tres años Boyacá fue el departamento del país que más avanzó en esta materia”, manifestó el gobernador Carlos Amaya.

El mandatario añadió que: “En pobreza multidimensional en tres años logramos ubicamos como el quinto departamento con menor incidencia en las zonas rurales; en esto tres años hemos avanzado 8.8 puntos en reducción de pobreza cuando la media nacional fue apenas del 0.8 puntos es decir, en el departamento se avanzó 10 veces más que en el promedio del país. También fuimos el departamento que más redujo la desigualdad en estos tres años. Igual la pobreza extrema, que se redujo 10 veces más en Boyacá que en el país con un 7.2 % frente a un 0.7 % de media nacional. En severidad de la pobreza pasamos de ser el departamento número 20 al segundo (con menor severidad) en estos tres años”.

“Boyacá, con todas las dificultades que vive el país, avanzó como nunca antes en esta materia, y logramos posicionarnos en el primer orden a nivel nacional”, acotó.
Amaya fue enfático al afirmar que este es un trabajo de todos los boyacenses.

“Sin embargo, esto no ha sido un trabajo solo de Gobierno departamental, ha sido un trabajo de todos los boyacenses, de empresarios, líderes, alcaldes y la propia comunidad, que es a donde debe llevarnos el accionar político. Más allá de cifras, la superación de la pobreza significa vidas cambiadas, rostros humanos que hoy tienen una oportunidad nueva para soñar y progresar. Por ejemplo, la de doña Gladis Castro, en Labranzagrande, a quien hasta el año pasado le llegó la energía eléctrica y ahora tiene una mejor calidad de vida y una mejor carretera”.

“Y así a miles y miles de boyacenses a quienes hay que decirles que este logro es de todos y todas, de cada uno de ellos y ellas. Esto solo pasa cuando una sociedad se une en torno a su propio desarrollo y piensa en su futuro, y qué mejor excusa que hacerlo en el Bicentenario”, finalizó diciendo. (Fin/ UACP).

Unidad Administrativa de Comunicaciones y Protocolo

Gobernación de Boyacá.



Reto 2018


 

 

.