Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

En cada municipio de la Ruta Libertadora, la conmemoración es sinónimo de acciones trascendentales.

 

Socha, 04 de julio de 2019. (UACP). A la bella vereda Sochaviejo llegaron la ministra de Cultura, Carmen Inés Vásquez Camacho y el gobernador de Boyacá, Carlos Amaya Rodríguez. Entre el público asistente a la conmemoración de la importante fecha, estuvieron representantes de la Fuerza Pública, y de los gobiernos departamental y municipales aledaños. Les esperaba el equipo de la administración anfitriona, liderada por Parmenio Rivera Rojas.

“Honramos en Socha la memoria de una valiente niña de cabello trenzado, quién hace 200 años habló sin miedo e invitó a entregarlo todo por la libertad; ella era Matilde Anaray. (…) Aquella mujer se atrevió a transgredir el orden impuesto por la Corona española y desafió el miedo con su carácter. (…) Sé que ella fue madre y abuela de generaciones que han habitado Socha; sé que su sangre está en las venas de nuestras mujeres capaces de seguir adelante pese a las adversidades, como mi mamá, Gloria María Rodríguez, como mi abuela, Magdalena Benítez, y como todas las mujeres de Socha y Boyacá”, aseguró el Gobernador.

Obras concretas

El Mandatario boyacense mencionó la vía Socha – Sácama – La Cabuya, mientras dijo que esta dejó de ser un sueño porque ahora cuenta con estudios y diseños en Fase 3, por más de $ 520.000 millones, gracias a la voluntad del gobierno de Juan Manuel Santos. “Entonces, el siguiente reto consistía en conseguir los recursos, y lo logramos, Pueblo de Socha. Ha sido firmado con el presidente Iván Duque y cuatro gobernadores más, el Pacto Bicentenario”, declaró Amaya. De esta manera la inversión fue asegurada para convertir en realidad la vía que comunica a Boyacá con el llano.

El Pacto Bicentenario es un acuerdo estratégico por $ 3.6 billones de pesos, con plazo de 10 años, que busca estimular la competitividad y conectividad de la región, exaltar el patrimonio histórico y cultural, fomentar el turismo, y mejorar las condiciones sociales y económicas de la región. El mismo parte de la iniciativa del Gobierno de Boyacá, que en 2016 comenzó a estructurar los proyectos, logrando el respaldo de los gobiernos de Arauca, Casanare, Santander y Cundinamarca. Estas gobernaciones participan con el 30% de los recursos; Boyacá con $ 228.000 millones; y Gobierno Nacional con el 70%, es decir $ 2.45 billones para el total de las obras.

El gobernador Carlos Amaya aprovechó la ocasión para saludar y agradecer, por tanto, a sus homólogos Alirio Barrera, gobernador de Casanare; Ricardo Alvarado, gobernador de Arauca; Didier Tavera, gobernador de Santander; y Jorge Emilio Rey, gobernador de Cundinamarca.

El trabajo en equipo por el bienestar y la vida digna de habitantes de provincias como Valderrama, ha resultado en dejar de lado el uso de pipetas de gas porque al campo llegaron las redes de gasificación, en la pavimentación de vías urbanas, en modernos tractores de uso colectivo, buses escolares con rutas para la niñez campesina, distritos de riego, y ambulancias que pronto llegarán.

Por su parte Carmen Inés Vásquez Camacho, ministra de Cultura, expresó su aprecio por la comunidad de Socha, su historia y la respuesta solidaria que tuvieron sus antepasados con las y los patriotas, en momentos en que lo necesitaban. La Ministra destacó igualmente el noble gesto de Matilde Anaray. Luego indicó: “develamos una escultura de la valiente niña, en tamaño real, para que nunca la olvidemos e imitemos su ejemplo siempre que sea necesario”.

La Ministra también se refirió a las inversiones conjuntas. Señaló que el Pacto Bicentenario es un ambicioso programa de desarrollo que beneficia a los departamentos involucrados y que los proyecta en particular hacia el turismo; añadió: “la celebración del Bicentenario va mucho más allá de la recordación y marcha por caminos de progreso en la Ruta que gestó la consolidación de la República”.

Al finalizar su intervención, el Gobernador del Territorio Bicentenario reiteró el legado de Matilde Anaray: “ella configuró el carácter y la pasión de la que estamos hechos/as. (…) Vale la pena volver a encender el espíritu de valentía y terquedad que nos habita; a creer y avanzar en la construcción de un futuro con oportunidades y a la altura de nuestra historia”.

Sochaviejo es desde 1870, parte de la ruralidad histórica del municipio de Socha en la Provincia de Valderrama, igual que las veredas La Chapa, Waita y el Boche. El centro urbano debió ser trasladado al área actual, debido a los deslizamientos de tierra frecuentes en Sochaviejo.

Sin embargo, Sochaviejo es relevante por conservar vestigios de épocas con tradición comunera y emancipadora, como el camino empedrado que conduce a la vereda, el caserío del sector histórico donde están la iglesia que, colmada de personas ofreció hace 200 años auxilió al Ejército Libertador para curar sus heridas y arropar la esperanza; La Casona en la cual descansó Simón Bolívar; y los restos del árbol donde fue amarrado su caballo, por ejemplo.

La próxima semana continuarán en la Provincia Sugamuxi, tras Paya, Pisba, Socotá y Socha, las actividades enmarcadas en la fiesta del Bicentenario de La Independencia. (Fin / Deisy A. Rodríguez Lagos - UACP).

 

Unidad Administrativa de Comunicaciones y Protocolo 

Gobernación de Boyacá.

 

 

 



Reto 2018


 

 

.