Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

En medio del debate sobre concesiones viales del departamento, el mandatario señaló la problemática que se presenta en la vía.

Tunja, 12 de junio de 2019. (UACP). Recordando que la llamada ‘BTS’ (Bogotá- Tunja – Sogamoso) no lo es debido a que no llegó, como se prometió en su momento, hasta Sogamoso, el gobernador Carlos Amaya, inició su intervención en la Comisión Sexta de la Cámara de Representantes, en debate citado por los representantes boyacenses Wílmer Leal y Rodrigo Rojas.

El mandatario señaló que, gracias al Pacto Bicentenario, “Se apropiarán 110 mil millones de pesos para por fin terminar la vía. Y si bien esto resuelve el problema, hay que decir que no es justo que no haya sido el concesionario (Solarte y Solarte) el que haya puesto esa plata”.

Recordó, además, un episodio que se presentó en inmediaciones del Puente de Boyacá hace unos días cuando alrededor de 50 niños por poco se ven involucrados en un grave accidente de tránsito con una tracto-mula debido a que no existe en el lugar un puente peatonal para cruzar la vía.

“Si el conductor no hubiera reaccionado hoy tendríamos un entierro probablemente de 50 niños, por la irresponsabilidad de un consorcio que no respeta a Boyacá, y que se está llenando de plata y no es capaz de hacer un puente peatonal que se requiere”, manifestó Amaya.

El gobernador añadió que “junto con 40 alcaldes presentamos una acción popular contra Solarte y Solarte, y que vinculará a la ANI (Agencia Nacional de Infraestructura), para que se resuelvan 55 puntos críticos existentes en dicha doble calzada”.

El mandatario invitó a los congresistas y funcionarios del orden nacional presentes en el debate, a que revisaran el paso de la vía por Duitama y por Paipa, ciudades que son atravesadas por la vía, cuando el objetivo primario era que no tocara los centros urbanos, lo que ocasiona repetitivos accidentes sin que se haya implementado solución alguna por parte de la concesión.

“Es momento de revisar esa fórmula con la que se concesionó, porque hoy lo único que hacen ellos es ‘reparchar’. Esa concesión hoy ni siquiera tiene comunicación con los congresistas o el gobernador. Nosotros no existimos para Solarte y Solarte”, añadió Amaya.

De la misma manera, puso sobre el tapete la problemática que sufren los trabajadores de las casetas de peajes. “Las condiciones con las que contrata a las señoras que allí trabajan es indignante. Y lo sé porque cuando hay cambio de turno y paso por allí, muchas veces las llevo hasta Tunja ya que no tienen transporte. Y me cuentan cuánto ganan, que las despiden cada tanto tiempo”.

Para finalizar el gobernador fue enfático y envió un mensaje de urgencia para que esta situación sea reparada con prontitud.

“Es importante decir que es bueno, en este momento, que Boyacá reciba con contundencia un mensaje del Congreso, del Gobierno nacional, de respeto a la dignidad del pueblo boyacense. Yo espero que no suceda una tragedia”.

“Es necesario mano dura, y es importante que Colombia conozca que hoy hay riesgo de niños en la vía de la concesión en el departamento del Bicentenario”. (Fin/UACP).

Unidad Administrativa de Comunicaciones y Protocolo

Gobernación de Boyacá.



Reto 2018


 

 

.