Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

Luego del recorrido por el centro hospitalario, el mandatario dio a conocer que el departamento ya presentó propuesta para la compra de la antigua clínica de Saludcoop.

 

Tunja, 24 de marzo de 2019. (UACP). Atendiendo el llamado de la comunidad, y ante la Alerta Roja decretada en el servicio de gineco-obstetricia debido a la sobreocupación del 250 %, en la mañana de hoy, domingo 24 de marzo, el gobernador de Boyacá, Carlos Amaya, se desplazó hasta el hospital San Rafael de Tunja, en donde dialogó con médicos y pacientes, y dio instrucciones para que la red hospitalaria del departamento apoye la situación, al tiempo que evidenció nuevamente la gran labor que realizan los profesionales del centro médico para atender el servicio en medio de estas circunstancias.

No obstante las medidas tomadas y el trabajo de los especialistas, la conclusión vuelve a ser la misma: la necesidad urgente de una clínica materno - infantil en el departamento.
“Aunque las condiciones no son las adecuadas, se ha desarrollado todo el trabajo por parte del personal en salud que han sido héroes salvando vidas, haciendo que nazca la vida”, manifestó Amaya, luego del recorrido realizado.

Y es que, según voceros del centro hospitalario, en promedio nacen 10 niños cada 24 horas en el lugar, aun cuando la capacidad es de 7 camas, presentándose situaciones como la de este fin de semana con más de 15 nacimientos cada 24 horas.

“Desde acá quiero enviarles un mensaje nuevamente a todo el pueblo boyacense, y de manera especial a la liquidadora de Saludcoop: Lo que ha pasado este fin de semana demuestra la necesidad de una clínica materno infantil. Esta no es un capricho del gobernador sino una necesidad sentida de los boyacenses”, indicó Amaya.

“Queremos que las mamitas no lleguen y tengan que esperar un tiempo para ser atendidas, queremos que tengan salas de parto adecuadas y que los neonatos, que hoy tenemos una ocupación del 175 %, no tengan ningún problema. Hoy tenemos dificultades porque recibimos niños venezolanos que tienen complicaciones de desnutrición y que tienen que pasar varios meses para ser atendidos, y con una clínica materno infantil vamos a resolver estos problemas y de paso liberar espacios de camas acá para atender las emergencias, que también estamos en alerta”, añadió el mandatario.

El gobernador dio a conocer que desde el departamento todo está listo para la adquisición de la clínica y que los recursos ya están asegurados.

“Esperamos que Saludccop nos ayude con el “sí”. Nosotros, como departamento, y el hospital San Rafael, ya radicamos todos los documentos necesarios para esa adquisición, con los certificados de disponibilidad presupuestal de 25.000 millones que están absolutamente garantizados para esa compra. Es un gran sueño del pueblo boyacense tener la clínica materno infantil; esperamos que pronto sea una realidad. Seguimos creyendo en esta tierra y trabajando por ella”, puntualizó. (Fin/ UACP).

Unidad Administrativa de Comunicaciones y Protocolo

Gobernación de Boyacá



Reto 2018


 

 

.