Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

Los días 9, 10 y 11 de octubre, en la Gobernación de Boyacá, se estarán recibiendo donaciones destinadas a las familias afectadas.

 

Tunja, 8 de octubre de 2018. (OPGB).  Alimentos no perecederos, ropa en buen estado, agua embotellada, útiles de aseo personal, colchonetas o cobijas son los elementos que se estarán recibiendo en la Gobernación de Boyacá los días 9, 10 y 11 de octubre en solidaridad con las 60 familias campesinas de San Eduardo afectadas por el movimiento masivo de tierra que obligó a su reubicación.

La campaña, denominada ‘Somos San Eduardo’, está liderada por la primera dama del departamento, Daniela Assís, y busca ayudar a estas familias a través de la solidaridad que caracteriza a los boyacenses en este tipo de situaciones.

"Las ayudas se están recibiendo en la Secretaría de Desarrollo Humano o en la plazoleta del Escudo del Palacio de la Torre", según precisó la titular de dicha dependencia, Adriana Camacho, encargada de apoyar la iniciativa de la Primera Dama.

Agregó "que se ha dispuesto lo necesario para que las alcaldías de los demás municipios del departamento o personas de buen corazón ayudemos a nuestros hermanos de San Eduardo, que están necesitado de nuestra ayuda para salir adelante de tan difícil situación".

Esta campaña hace parte de la presencia constante que el Gobierno de Boyacá hace en la zona, y que contempla estudios de geología para determinar con exactitud el origen de la falla; así como la entrega de un primer paquete de ayudas humanitarias de emergencia gestionados ante la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres y acciones de salud pública por parte de la Secretaría de Salud. También los trabajos, en conjunto con la EBSA, para solucionar las afectaciones de energía eléctrica sufridas, y una serie de proyectos que fueron anunciados y que ya hacen curso con el fin de mitigar los daños y ayudar a los ciudadanos afectados.

Hay que recordar que este fenómeno natural inició el 20 de septiembre pasado, y que el 3 de octubre, en sesión extraordinaria conjunta de consejos Departamental y Municipal de Gestión del Riesgo llevada a cabo en el municipio y presidido por el gobernador Carlos Amaya, se descartó que el casco urbano se vea afectado. Sin embargo, se dejó en claro que, de llegar a suceder un evento extraordinario, todas las entidades están preparadas para atenderlo de manera inmediata. (Fin /OPGB). 

 

Oficina Asesora de Comunicaciones y Protocolo

Gobernación de Boyacá.

 

 



Reto 2018


 

 

.