Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

 

En Playa Blanca, municipio de Tota, los gobernadores de los dos departamentos suscribieron el manifiesto de intención. Aquí el texto completo.

 

DECLARACIÓN DE PLAYA BLANCA

Los suscritos Gobernadores de los departamentos de Boyacá y Casanare; reunidos en el Municipio de Tota, en el sector de “Playa Blanca” (Boy) en pleno ejercicio de nuestras facultades Constitucionales y legales,

DECLARAMOS

Que bajo el legado histórico y simbólico que significó el trasegar la “Ruta Libertadora” con relevancia especial en el territorio del “Pie de Monte Llanero” que une a Boyacá y Casanare; por donde discurrieron idearios, imaginarios, convicciones y los más intensos deseos de reivindicación de la dignidad humana de nuestra nación, donde además, la nobleza de nuestra indómita raza fue capaz de trascender la historia.

Que ad portas de conmemorar el bicentenario de la declaración de independencia de nuestra nación, que permitió el reconocimiento de nuestra autonomía e identidad; que fundó el respeto por los derechos humanos y fecundó el principio de la democracia sobre nuestro territorio, garantizándose su avance y permanente evolución hasta nuestros tiempos.

Que atendiendo al proceso de descentralización consagrado en nuestra Constitución Nacional, el cual promueve la presencia y desarrollo de formas de gobierno subnacionales que permitan la atención efectiva a las problemáticas, necesidades y oportunidades de nuestros ciudadanos.

Que bajo criterios históricos, ambientales y socioeconómicos que nos identifican, es nuestro deseo común avanzar en procesos de integración que nos permitan unir esfuerzos y todo tipo de recursos, para que, a través de la autonomía territorial podamos ofrecer soluciones adecuadas a las demandas ciudadanas, que redunden en el mejoramiento de la calidad de vida de nuestra comunidad.

Que mediante las opciones de integración y asociatividad existentes y siguiendo las directrices Nacionales en materia de descentralización administrativa dispuestas en la Carta Política, reglamentadas por la Ley y teniendo en cuenta que los Departamentos son unidades político - administrativas fundamentales para el desarrollo de la función pública en aras de la satisfacción de los interese generales y en ejercicio del derecho Constitucional de asociación, los suscritos Gobernadores de los Departamentos que representamos, hemos acordado adelantar los trámites legales para dar inicio al proceso de integración regional que sea más conveniente.

Que Boyacá y Casanare comparten entrañables lazos de unión y fraternidad por generaciones, que hacen que sus intereses no solamente sean afines para la administración, sino para toda la comunidad en general, quien demanda hechos concretos plasmados entre otros temas en infraestructura de conectividad, de desarrollo y de servicios.

Que son fundamentos de cohesión regional la capacidad de comprender la diversidad, semejanzas y diferencias, recursos y reglas de juego para dirimir dificultades, lo mismo que oportunidades de crecimiento y obligaciones comunes.

Que las comunidades de los dos Departamentos y en especial la ubicada en el borde limítrofe común, demandan  soluciones a sus necesidades básicas insatisfechas, siendo esta porción del territorio la de mayor interés de desarrollo dentro de nuestro proceso de integración regional.

Que los Departamentos de Boyacá y Casanare, sin perjuicio de otras finalidades y objetivos han tenido a bien establecer como ejes de la integración regional los relacionados con desarrollo de políticas, programas y proyectos de: 1) Infraestructura vial; 2) Turismo; 3) Conservación y restauración del medio ambiente; y 4) Suministro de energía y gas.