Sitio Web Oficial de la Gobernación de Boyacá

Foto:Diego Peña-OPGBEl gobernador de Boyacá planteó en Rondón que además de lo financiero, debe evaluarse y fortalecerse el servicio de atención en salud.

Su planteamiento se formuló a propósito del anuncio del mandatario en el sentido de que entre el 16 al 18 de mayo se reunirá en Paipa con los gerentes de las ESE que están en riesgo financiero alto y medio, y con los alcaldes de los municipios a los cuales están adscritas estas entidades de salud.

Explicó que el encuentro permitirá analizar de primera mano la real situación de las 29 ESE y que como resultado de esa jornada saldrá una nueva propuesta de red que se presentará a consideración de esa cartera.

Granados Becerra indicó que se valorará la dinámica de ingresos y egresos de cada entidad, sus niveles de cobertura, la calidad del servicio que se ofrece a los pacientes, las demandas existentes, el valor de la Unidad de Pago por Capitación (UPC) que las EPS pagan a las entidades municipales por la atención de sus usuarios y, naturalmente, su viabilidad en el tiempo.

“Este análisis detallado nos permitirá determinar fortalezas y debilidades y diseñar estrategias para superar los problemas existentes, todo dentro de la meta que es plantear una nueva propuesta de red al Ministerio el 26 de mayo”, puntualizó el gobernador Juan Carlos Granados.     

Como complemento, el mandatario dijo a los alcaldes de los municipios de Lengupá y a los gerentes de las ESE, que la administración departamental los acompañará, por provincias, en la negociación del precio que las EPS les pagan y en el cobro de la cartera. “Si es preciso vamos a acudir a la justicia ordinaria para que las ESE reciban lo que les corresponde”, aseguró el Gobernador.  

El mandatario agregó que dadas las dificultades financieras de algunas ESE, es posible que su administración sea asumida por el hospital de segundo nivel más cercano, situación que no afectará la atención a los pacientes en los municipios. “Los servicios de primer nivel se mantendrán sin alteración con la disponibilidad permanente de médico, odontólogo, enfermera, auxiliar de enfermería, conductor de ambulancia y toma de muestras”, puntualizó.

En desarrollo del recorrido por la provincia de Lengupá recordó que la situación que hoy afecta a las ESE se remonta a 2004, cuando la administración departamental de la época firmó un acuerdo de desempeño fiscal con los ministerios de Salud y Hacienda que conllevó, entre otras situaciones, a que 1.700 trabajadores tuvieran que ser liquidados.

Sobre este particular el secretario de salud de Boyacá, Guillermo Orjuela Robayo subrayó que en el marco de tal convenio la Gobernación asumió compromisos que en ese momento no se cumplieron como el de complementar y finalizar los procesos de reestructuración, fusión, ajuste, supresión o liquidación de ESE necesarios para garantizar la operación, en equilibrio financiero, de la red.(Fin/Germán García Barrera).

Oficina Asesora de Comunicaciones y Protocolo

Gobernación de Boyacá.