El cuidado de mascotas debe estar en sus dueños y cuidadores.

 

Este 28 de septiembre con el lema: “Nadie más Debe Morir de Rabia” se promueve el Día Mundial Contra esta enfermedad, fecha para la cual la Secretaría de Salud del departamento ratifica su compromiso con esta jornada de acción y sensibilización que según el reporte de la Organización Mundial de Sanidad Animal -OIE- deja el triste balance de que cada 10 minutos fallece una persona en el mundo a causa de esta enfermedad y anualmente son cerca de 70 mil personas que mueren, en su mayoría niños.

“La rabia es una zoonosis, enfermedad transmitida por los animales a los humanos, causada por un virus que afecta a los animales domésticos y salvajes y se propaga a las personas a través del contacto con la saliva infectada a través de mordeduras o arañazos”, indicó el referente del programa de zoonosis de la Secretaría de Salud de Boyacá, médico veterinario, Carlos Eduardo Casteblanco Mateus.

En el departamento de Boyacá se tienen directrices claras desde el nivel nacional y recursos para atender esta enfermedad, que principalmente se controla educando a la comunidad y orientando sobre la manera correcta de tenencia de mascotas, además, de la jornada de vacunación que inició el pasado 13 de julio y las campañas de esterilización que se desarrollan en cada municipio.

“Con respecto a la jornada de vacunación de mascotas, esta se reactivará en el departamento el próximo 5 de octubre para lo cual se tendrá en los 123 municipios del departamento la atención de profesionales veterinarios junto con los técnicos de saneamiento y el apoyo de las autoridades municipales, pues se buscará lograr una cobertura por encima del 80% que es la meta prevista”, agregó Casteblanco Mateus.

Se espera que la comunidad comprenda la gravedad de la enfermedad, se concientice de la responsabilidad que implica la tenencia de una mascota, ya que es un integrante más de la familia, la importancia de interrumpir la cadena de transmisión de la rabia vacunando perros y gatos que son los principales reservorios domésticos y que los individuos ante una presunta exposición al virus rábico, consulten de forma inmediata al centro de salud más cercano y posteriormente cumplan estrictamente las indicaciones y tratamiento según la norma.

Carlos Casteblanco aseguró, que en Boyacá, los casos de rabia humana están controlados, estos no se presentan hace varios años y el último caso se presentó en Moniquirá y los demás se han presentado en animales. “Queremos continuar así: cero casos de rabia humana en Boyacá y en lo posible cero casos de rabia canina y felina”. (Fin-Adriana María Capacho Grimaldos/Ss).

Oficina Asesora de Comunicaciones y Protocolo

Gobernación de Boyacá