A partir del 1 de diciembre y hasta el 12 de enero de 2019, se hará vigilancia para promover buenas prácticas en su manipulación.

Tunja, 29 de noviembre de 2018. (OPGB). Con la presencia de los diferentes actores institucionales y polvoreros de Boyacá, se instaló la Mesa Técnica para el control y prevención de pólvora que busca prevenir y disminuir el número de personas lesionadas en el Departamento.

Durante la reunión se presentó el balance general de la temporada pasada en el que se demuestra una reducción en cuanto al número de personas quemadas con pólvora, el cual pasó de 21 casos en el año 2016, a 16 en el año 2017.  

La Policía Nacional propuso capacitar a todos los uniformados sobre el tema, para que ejerzan el control y definan compromisos con las personas que fabrican pólvora como con quienes la comercializan.

Así lo dio conocer el Mayor Gerardo Hernández quien aseguró que van a estar controlando todos los ejes viales y van a verificar el cumplimiento de los espacios para venta, de tal manera que se garanticen productos de calidad, legales y que cumplan con las condiciones de seguridad para evitar personas quemadas.

“Solicitamos a las personas que van a vender pólvora que se asesoren antes de comercializarla, ya que deben estar legalmente constituidos para evitar que se les incaute el producto y los invito para que se acerquen a las estaciones de Policía de los respectivos municipios, con el fin de recibir la respectiva orientación”, aseguró el Mayor Hernández.

Por su parte, el Procurador Judicial de Familia, Infancia y Adolescencia, Bernardo Rodríguez, indicó que van a realizar los controles frente al uso de pólvora para lograr cero personas quemadas.

“Empezamos con controles y alertas tempranas con el abordaje de una política pública de promoción, de prevención y ojalá que no sea de atención y tampoco de rehabilitación, para que transcurra una navidad y un año nuevo libre de personas lesionadas, recordando que ningún niño o adolescente puede manipular la pólvora”, expuso el Procurador.

La directora de Salud Pública, Mónica María Londoño, indicó que desde la Secretaría de Salud inicia la vigilancia intensificada a partir del 1 de diciembre de 2018 hasta el 12 de enero de 2019, con el fin de promover buenas prácticas en la manipulación de la pólvora por parte de los expertos y la disminución de los casos que tengan que ver con incidentes y accidentes relacionados con pólvora.

El secretario General, Gabriel Álvarez, como delegado del Gobernador, indicó que desde la Administración Seccional se va a expedir una circular para recordar el cumplimiento de la Ley 670 de 2001, con el fin de que se aplique en todo el Departamento.

Los alcaldes deben cumplir con lo estipulado en el Decreto 4481 de 2006 para garantizar la vida, la integridad física, la salud y la recreación del niño expuesto al riesgo por el manejo de artículos pirotécnicos.

Por esta razón, los municipios e IPS deben:

  •           Identificar casos de lesiones por pólvora pirotécnica e intoxicaciones por fósforo blanco.
  •           Garantizar la atención integral, desde la atención de urgencias hasta la rehabilitación si así lo requiere, conforme a la normatividad vigente y a los protocolos o guías de                   atención de cada entidad.
  •           Notificación inmediata
  •           Informar al ICBF los casos en menores de 18 años.
  •           Todos los casos de lesionados se deben notificar al aplicativo Sivigila de manera semanal y ser enviados con la notificación regular que se realiza semanalmente.
  •           Para la realización de eventos masivos y/o pirotécnicos, los Cuerpos de Bomberos harán cumplir toda la normativa vigente.
  •           Las alcaldías son las garantes de la seguridad en sus municipios, por lo que deben adoptar medidas para el uso, comercialización o distribución de pólvora.
  •           Antes de cualquier evento con fuegos artificiales, los organizadores deben presentar el plan de contingencia correspondiente y dar las recomendaciones pertinentes, para                  evitar personas quemadas con pólvora.
  •           Los padres de familia o cuidadores deben orientar a sus hijos sobre el peligro de la pólvora, invitándolos a ser precavidos con los residuos que quedan de ésta, después de                un espectáculo de juegos pirotécnicos.
  •           Cumpliendo con el Código Nacional de Policía y Convivencia se sancionará a los padres de familia que, de forma irresponsable, permitan a sus hijos manipular pólvora.
  •           Es importante que, en caso de sufrir un accidente con pólvora, la persona acuda al Centro de Salud más cercano para recibir atención médica.

La Mesa Técnica espera que se tengan en cuenta estos aspectos a los cuales les hará seguimiento constante, con el fin de lograr que Boyacá sea departamento ejemplo a nivel nacional, frente a la reducción de personas quemadas con pólvora.

En la reunión estuvieron presentes los representantes de la Federación Nacional de Pirotécnicos y polvoreros artesanales de varios municipios de Boyacá, quienes se comprometieron a brindar las garantías de pirotecnia responsable, legal y segura, trabajando de la mano con las autoridades para evitar hechos lamentables en el Departamento. (Fin/ Elsy E. Sarmiento Rincón – Prensa Secretaría de Salud-OPGB).

Oficina Asesora de Comunicaciones y Protocolo

Gobernación de Boyacá.